jueves, julio 31, 2014

Milagro Eucaristico

En 1996 se produjo el llamado Milagro Eucarístico de Buenos Aires, donde una hostia se transformó en carne y sangre. Informado el cardenal Bergoglio, Arzobispo de Buenos Aires, ordenó tomar fotos y una intensa investigación de laboratorio y por el Dr. Castañón, cuyo testimonio se puede ver en el video.


Los estudios mostraron que era una parte del ventrículo izquierdo del músculo del corazón, de una persona de aproximadamente 30 años, sangre grupo AB y que había sufrido mucho al morir, con seguridad maltratado y golpeado. Los científicos que hicieron el estudio no sabían que era una hostia, se lo dijeron luego de los análisis y quedaron asombrados, pues tiene glóbulos rojos, glóbulos blancos, y células palpitando y latiendo, al clavarle una jeringa salía sangre.
 
UNA HOSTIA CONSAGRADA SE CONVIERTE EN CARNE Y SANGRE
A las siete de la tarde el 18 de agosto de 1996, el P. Alejandro Pezet decía la santa misa en una iglesia católica en el centro comercial de Buenos Aires. Cuando estaba terminando la distribución de la Sagrada Comunión, una mujer se acercó para decirle que había encontrado una hostia descartada en un candelabro en la parte posterior de la iglesia. Al ir al lugar indicado, el P. Alejandro vio la hostia profanada. Puesto que él era incapaz de consumirla, la colocó en un recipiente con agua y lo guardó en el sagrario de la capilla del Santísimo Sacramento.

El lunes, 26 de agosto, al abrir el sagrario, vio con asombro que la hostia se había convertido en una sustancia sanguinolenta. Informó al cardenal Jorge Bergoglio, quien dio instrucciones para que la hostia fuera fotografiada de manera profesional. 

Las fotos fueron tomadas el 6 de septiembre. Muestran claramente que la hostia, que se había convertido en un trozo de carne ensangrentada, había aumentado considerablemente de tamaño.
ANÁLISIS CLÍNICOS
Por varios años la Hostia se mantuvo en el tabernáculo, y todo el asunto en un secreto estricto. Dado que la hostia no sufrió descomposición visible, el cardenal Bergoglio decidió hacerla analizar científicamente.

Una muestra del tejido fue enviada a un laboratorio en Buenos Aires. El laboratorio reportó el hallazgo de células humanas rojas y blancas de sangre y de tejido de un corazón humano. El laboratorio informó además de que la muestra de tejido parecía estar aún con vida, ya que las células se movían o latían como lo harían en un corazón humano vivo.

VIAJA EL DR. CASTAÑÓN
Tres años más tarde, en 1999, el Dr. Ricardo Castañón Gómez fue contactado para realizar algunas pruebas adicionales.

El 5 de octubre de 1999, en presencia de representantes del Cardenal, el Dr. Castañón tomó una muestra del fragmento ensangrentado y lo envió a Nueva York para su análisis. Puesto que él no deseaba perjudicar el estudio, a propósito no informó al equipo de científicos de su procedencia.

El laboratorio informó de que la muestra recibida era de tejido muscular de corazón humano vivo.
ANÁLISIS DE UN CARDIÓLOGO FAMOSO

Cinco años más tarde, en 2004, el Dr. Gómez secontactó con el Dr. Frederick Zugibe y le pidió evaluar una muestra de prueba, una vez más sin decirle nada acerca de la muestra o de su origen. 

El Dr. Frederic Zugibe, un cardiólogo reconocido y patólogo forense, determinó que la sustancia analizada era de carne y sangre que contiene el ADN humano. Zugibe declaró que, “el material analizado es un fragmento del músculo del corazón que se encuentra en la pared del ventrículo izquierdo, cerca de las válvulas.

Este músculo es responsable de la contracción del corazón. Hay que tener en cuenta que el ventrículo cardíaco izquierdo bombea sangre a todas las partes del cuerpo. El músculo cardíaco está en una condición inflamatoria y contiene un gran número de células blancas de la sangre. 

Esto indica que el corazón estaba vivo en el momento en que se tomó la muestra.
 
Mi argumento es que el corazón estaba vivo, ya que las células blancas de la sangre mueren fuera de un organismo vivo. Él requiere de un organismo vivo para mantenerlo. Por lo tanto, su presencia indica que el corazón estaba vivo cuando se tomó la muestra. Lo que es más, estas células blancas de la sangre habían penetrado el tejido, lo que indica, además, que el corazón había estado bajo estrés severo, como si el propietario hubiera sido severamente golpeado en el pecho“.

 
SORPRESA DEL CARDIÓLOGO AL SABER LA PROCEDENCIA DEL TEJIDO
Dos australianos, el periodista Mike Willesee y el abogado Ron Tesoriero, fueron testigos de estas pruebas. Sabiendo de donde la muestra había venido, estaban estupefactos por el testimonio del Dr. Zugibe.

Mike Willesee preguntó al científico cuánto tiempo las células blancas de la sangre se habrían mantenido con vida si hubieran venido de un pedazo de tejido humano, que se hubiera mantenido en el agua. Ellas habrían dejado de existir en cuestión de minutos, respondió el Dr. Zugibe.

El periodista le dijo entonces al médico que la fuente de la muestra había sido un principio dejada en agua corriente durante un mes y luego por otros tres años en un recipiente con agua destilada, y sólo entonces había sido tomada la muestra para el análisis.

Dr. Zugibe dijo que no había manera de explicar científicamente este hecho. Sólo entonces Mike Willesee informó al Dr. Zugiba que la muestra analizada provino de una hostia consagrada (pan blanco, sin levadura) que se había vuelto misteriosamente en carne humana con sangre.

Sorprendido por esta información, el Dr. Zugibe respondió: m“cómo y por qué una hostia consagrada puede cambiar su carácter y convertirse en carne viva y sangre humana seguirá siendo un misterio inexplicable para la ciencia, un misterio totalmente fuera de mi competencia“.

Fuente:

http://forosdelavirgen.org/77743/el-papa-francisco-fue-protagonista-de-uno-de-los-mayores-milagros-eucaristicos-de-la-historia-14-04-22/

miércoles, julio 30, 2014

En reflexión....


Dios nos da estos testimonios para que aprendamos a ver la vida desde otro punto de vista.

Todo pasa por alguna razón y de todo se aprende.

Que lo disfruten tanto como yo.

Dios les bendiga.



Llamaron "La Mujer Más Fea Del Mundo" 
Su Reflexión Sobre Eso Es Asombrosa


lunes, julio 28, 2014

Primer Congreso Nacional Católico On Line

Primer Congreso Nacional Católico On Line
Primer Congreso Nacional Católico On Line
Con la fuerza del mundo digital y de las redes sociales, que hacen parte de los nuevos escenarios de la evangelización, tendrá lugar el primer Congreso Nacional Católico On Line, del 11 al 17 de agosto, una iniciativa brasilera que tendrá como lema uno de los llamados más reiterados del papa Francisco: "Todos por una cultura del encuentro".

El evento contará con 42 relatores y una treintena de conferencistas que compartirán diversas miradas sobre el “arte” de evangelizar, organizadas en cuatro grandes áreas: comunicación, arte y diseño, acción política, y juventud. Será coordinado por el periodista Wagner Moura y cuenta con el apoyo del vice-presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, monseñor José Belisario da Silva.

A través de Internet, durante los siete días que dura el Congreso los participantes podrán acceder gratuitamente a las ponencias, de acuerdo con el horario que se ha establecido. Entre los relatores figuran sacerdotes, profesores universitarios, seminaristas, miembros de comunidades y movimientos católicos, comunicadores, diseñadores, fotógrafos, entre otros.

No obstante que se trata de espacio formativo gratuito, quienes deseen podrán pagar su acceso a las conferencias y, de este modo, apoyar a dos organizaciones que trabajan con madres en situación de riesgo social. Las inscripciones se pueden hacer directamente en la página del congreso: http://www.catolicoemrede.com.br. Los organizadores están convencidos de que “la primavera del Internet católico comenzó”.
Fuente: http://www.es.catholic.net/laicos/788/2662/articulo.php?id=62460&utm_source=twitterfeed&utm_medium=twitter 

sábado, julio 26, 2014

12 cualidades de un padre espiritual

Acabo de ver en los excelentes vídeos de Archivos de Fe de Televida con las prédicas de Salvador Gómez un tema muy acorde a la celebración de mañana día de los pares aquí en República Dominicana. 

Les comparto las 12 cualidades de un padre espiritual las cuales fueron seleccionadas de la lectura del hijo pródigo, donde como dice Salvador Gómez, se habla 12 veces del padre y sólo nueve del hijo por lo que es una lectura modelo para todos los padres.  

Las cualidades que identificó Salvador fueron las siguientes: 

1. El padre escucha
2. Es generoso
3. Es justo
4. Es respetuoso
5. Sabe esperar
6. Es tierno
7. Es misericordioso
8. Es alegre
9. Reconcilia~ une
10. Es paciente
11. Es prudente
12. Es humilde

Oremos para que Dios permita que en cada padre se desarrollen estas cualidades.

lunes, julio 14, 2014

Jornada de oración y liberación Parroquia El Buen Pastor


Pagar mal por bien

Tuve la oportunidad de conocer un testimonio muy fuerte de una persona que se quedó sin empleo porque una de sus subalternas le hizo lo que llamamos en Rep. Dom. Le serruchó el palo, que significa que esa persona dijo e hizo cosas para que esa persona saliera de la empresa.
Al escuchar el testimonio me sorprendió porque esa persona a quien le pasó es un servidor de Dios y por justamente esa persona que le hizo eso había obrado mucho bien. Ayudas con dinero, orientación e incluso dentro de la misma empresa para que esa persona resaltara con su trabajo y al final miren cómo le pagó.
Esto me hace reflexionar mucho y entender a veces por qué la humanidad está cada día tan mala, que ya no quiere ayudar a nadie. Es muy duro escuchar la forma con la que se refieren a alguien que ha dado tanto y que a ese que le dio fue justo ese quien le quitó.
Pero encontré una frase en el facebook que decía: hacer mal a otro no es difícil, lo difícil es darle después la explicación a Dios. Uff que fuerte. Recuerden que Dios todo lo ve y es un Dios de justicia. La biblia lo dice muy claro en Proverbios 17:13 Al que devuelve mal por bien, el mal no se apartará de su casa.
No muerdas la mano que te da de comer. La justicia de Dios es fuerte. Todo lo que das regresa a ti duplicado.
En mi vida personal gracias a Dios he tenido la dicha que los que han querido hacerme un daño al final me han hecho un gran favor y han sido luz en mi camino para llegar más rápido a las bendiciones que Dios me ha dado en lugar de hacerme descarrilar por el barranco. A Dios las gracias que siempre me ha protegido y confío en que lo seguirá haciendo.
Jamás te metas con un hijo de Dios, nosotros somos sus VIP.

martes, julio 08, 2014

En verano también evangelizo

Me encontré con esta postal y realmente me encantó, se las comparto para que vean que bello mensaje, ni el calor nos detiene!!

jueves, julio 03, 2014

Campaña #SoyMatrimonio #SoyFamilia


El mundo de hoy  se esta estremeciendo por constantes movimientos fruto de intereses económicos (el tener), la búsqueda constante del poder, la hegemonía de la información, la construcción de modelos de vida y de comportamiento por elección, la elaboración de leyes tendentes a legalizar lo que nunca debe permitirse; ademas de querer imponer la educación que deberán recibir nuestros hijos e hijas, etc. Estas realidades se convierten en la mayoría de los casos en amenazas latentes y agresivas en contra de la familia fundamentada en el matrimonio, buscando así deformarla y destruirla.

En ese sentido el matrimonio, institución que es un compromiso de proyección pública, que resguarda el vínculo surgido por la entrega de varón y mujer de modo permanente para la mutua ayuda, la transmisión de la vida y la educación de los hijos, viene experimentando fuertes desafíos que tiende a acomplejar su situación; vemos por ejemplo: la generación de divorcios progresivos, desinterés de los jóvenes por el matrimonio, la falta de compromiso permanente, la migración de uno de los cónyuges, programas de ciertos medios de comunicación que promueven mensajes negativos, la pornografía tan accesible, el individualismo, las uniones entre personas de un mismo sexo; todo esto profundiza el deterioro en el seno de la familia y la sociedad. “La vida matrimonial parece estar poco cotizada. Nos expresamos mal de ella. La menospreciamos y la ridiculizamos. Asistimos a una cultura -o incultura- de infidelidad, de divorcio, de separación interior, escondida y arropada por una alegría exterior más liviana que una camisa de seda. Lo vemos por todas partes, en todos los países, en todas las culturas. 

Proliferan los programas de debates en público en donde personas ni calificadas ni autorizadas pregonan y defienden, probablemente no doctrinas, pero sí opiniones inconsistentes, contrarias al amor: al amor al cónyuge, a los hijos, y cómo no, también a uno mismo.

En cambio, lo grande, lo que debería publicarse en las primeras planas y lo que debería ser el argumento de las grandes producciones cinematográficas, es que todos los días, y en todo el mundo, cientos de miles de matrimonios luchan contra todas las adversidades pequeñas o grandes por mantenerse fieles al amor que un día se prometieron. Se esfuerzan, se conocen más, se estrechan.

“Los que tienen un matrimonio estable y feliz tienen la posibilidad de vivir mas años con una apariencia más juvenil.

La relación estable en el matrimonio y la familia nos da la posibilidad de servir nos ayuda a vivir más saludables y felices"

Y esto parece no ser noticia aun cuando es lo grande, lo hermoso, lo que vale. Es lo que debería pregonarse. ¿Por qué no sale a la luz?”

El Papa Juan Pablo II, en Familiaris Consortio, nos dice: "Dios es amor y vive en si mismo un misterio de comunión personal de amor. Creándola a su imagen y conservándola continuamente en el ser. Dios inscribe la humanidad del hombre y la mujer la vocación y consiguientemente la capacidad y la responsabilidad del amor y la comunión. 

El amor es por tanto la vocación fundamental e innata de todo ser humano". Uno de los modos de realización de ese amor es el matrimonio. Familia se lo que eres!.

El sueño de Dios cuando creó al hombre y la mujer a su imagen y semejanza y les dio la capacidad de reproducirse en la misma especie, queda absolutamente claro: EL quería tener una familia, una gran familia alrededor de todo el mundo.

Las familias y los matrimonios dominicanos, no escapamos ante ese oleaje peligroso, a pesar de ser un país que cree en Dios, es decir, mayoritariamente cristiano, que cree en los valores familiares, con una cultura definida,  con una Constitución que consagra la familia como fundamento de la sociedad y  que expresa claramente que el matrimonio es entre un hombre y una mujer. De ahí es pues, que vemos con suma preocupación las presiones, la promoción y activismo de ciertos actores políticos y sociales de impulsar proyectos y acciones que solamente procuran o crean el riesgo de disolver la familia y el matrimonio en su estado natural. 

Dicho lo anterior, como matrimonios y familias, nos proponemos promover intensamente la siguiente iniciativa denominada en dos fases:

1) Soy Matrimonio
2) Soy Familia

La difusión se realizara en:    
  
A) Redes Sociales (twitter, facebook, instagram, correos electrónicos, etc).

B) Medios escritos, radiales, televisivos

C) Conversatorios, charlas, talleres, testimonios.

Los matrimonios apoyaran la campaña subiendo una foto como pareja, hombre y mujer, en su perfil en las redes sociales donde tenga aperturada una cuenta, con el hastag #soymatrimonio en la primera fase y  las familias apoyaran esta iniciativa subiendo una foto con sus integrantes utilizando el hastag #soyfamilia en la segunda etapa.

El objetivo de esta campana es que triunfe el amor, por lo que se trata de una iniciativa propositiva y pro-activa en favor de la familia y el matrimonio. El testimonio y la integración de cada matrimonio y familia es valiosa para el resultado exitoso de dicha jornada, ya que cada uno es una luz y portador de la esperanza.

Compartan los momentos felices y adopten el lema: "JUNTOS Y MUY FELICES"

El futuro de la humanidad se fragua en la familia!

Qué decir y pedir en la oración?






A veces nos encerramos en nosotros mismos pidiendo cosas y ayudas para esta vida, olvidándonos de Dios, del prójimo y de las cosas que benefician a nuestra alma.


Hay un refrán popular que reza "Solo se va al pozo cuando tiene agua", y desgraciadamente a veces solo hacemos oración o nos dirigimos a Dios cuando tenemos un problema tan grave que no encontramos la manera de resolverlo solos. También nos acordamos de Dios cuando queremos algo: una nueva casa, un nuevo coche, que nos consiga un trabajo, etc. en ocasiones muy poco nos acordamos de Él para alabarlo por las maravillas que hace todos los días. Es necesario poner a Dios primero en nuestra oración, porque Él nos lo da todo y es infinitamente generoso. Si le damos las gracias a un mesero porque nos sirvió un café en un restaurante, ¿No tenemos acaso una obligación infinitamente más grande con el Sumo Creador, que nos da vida, la luz del sol, el aire que respiramos y que lo ha hecho sin tener ninguna obligación? Nuestra oración debe comenzar por Él y no por nosotros.

Ahora bien, es perfectamente válido pedirle a Dios lo que necesitamos, Jesucristo nos ha enseñado a hacerlo y a tenerle confianza y solicitarle lo que nos hace falta: "Yo os digo: «Pedid y se os dará; buscad y hallaréis; llamad y se os abrirá. Porque todo el que pide, recibe; el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. ¿Qué padre hay entre vosotros que, si su hijo le pide un pez, en lugar de un pez le da una culebra; o, si pide un huevo, le da un escorpión? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar cosas buenas a vuestros hijos, ¡cuánto más el Padre del cielo dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan!" (Lc 11, 9-13) El problema está en que a veces únicamente le pedimos cosas materiales y temporales ¿Y dónde dejamos a nuestra alma? El Santo Cura de Ars en su Sermón sobre la Oración dice "Podéis pedir cosas temporales... mas siempre con la intención de que os serviréis de ellas para gloria de Dios, para salvación de vuestra alma y la de vuestro prójimo; de lo contrario, vuestras peticiones procederían del orgullo o de la ambición; y entonces, si Dios rehúsa concederos lo que le pedís, es porque no quiere perderos."

Es importante reflexionar que antes de pedir cualquier cosa temporal, hay que pensar en pedirle a Dios que perdone nuestras faltas y las ofensas que contra él hemos cometido. Como seres humanos podemos muy poco. Tendemos a ser débiles, a que nos falte voluntad, generosidad, Fe. ¿Qué hacer entonces? ¡Pues pedirle su ayuda! Rogarle que haga del nuestro un corazón generoso, que nos ayude a tener más y más fe. Esto lo expresa muy bellamente (y puedes llevarlo a tu oración si te faltan palabras) el Papa Clemente XI en el primer párrafo de su "Oración Univeral":

"Creo en Tí, Señor, pero ayúdame a creer con más firmeza; espero en Ti, pero ayúdame a esperar con más confianza; te amo, Señor, pero ayúdame a amarte más ardientemente; estoy arrepentido, pero ayúdame a tener mayor dolor"

Si ponemos primero a Dios en nuestra oración, entonces vamos por el camino correcto. Y podemos pedirle cosas para nosotros, pero... ¿Y qué pasaó con el mandamiento del señor en el que nos pide que amemos al prójimo como a nosotros mismos? Recuerda aquel pasaje del Evangelio que dice: "...«¿Cuál es el primero de todos los mandamientos?» Jesús le contestó: «El primero es: Escucha, Israel: El Señor, nuestro Dios, es el único Señor, y amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas. El segundo es: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. No existe otro mandamiento mayor que éstos.» Mc12, 28-31

Como ya vimos, en nuestra primera parte de la oración siempre es buena idea comenzar por Dios alabándole, glorificándole y dándole gracias por todo lo que nos da cada día. En eso comenzamos a cumplir el primer Mandamiento, pero si de inmediato nos ponemos a pedir cosas para nosotros, estamos dejando la caridad a un lado y no estamos cumpliendo bien el mandamiento de amar al prójimo como a uno mismo".

Siempre es bueno tener en nuestro Cuaderno de oración una lista de personas e intenciones. Por ejemplo siempre sería buena idea rezar al menos un Padrenuestro, un Avemaría y un Gloria por el Santo Padre, por las necesidades de la Iglesia y del Estado, por el obispo de nuestra diócesis, por las almas del purgatorio. Y luego comenzar pidiendo por nuestros padres, hermanos, familiares, amigos cercanos. Pero no tenemos que quedarnos hasta ahí, también podemos incluir a ese amigo, familiar o conocido que sabemos que tiene la capacidad de hacer un gran bien a las almas si sigue a Jesucristo. ¿Por qué no rezar por él o ella si sabemos que tiene vocación? También podemos incluir a alguna obra de apostolado que conozcamos para que rinda buenos frutos. Podemos pedir por las personas que sabemos que están sufriendo, que tienen alguna necesidad, que están solas, que están enfermas o en la cárcel. Y bueno, aunque no tenemos obligación de hacerlo, podemos pedir por nuestros enemigos. Hacerlo es "de mucha perfección" decía Santo Tomás de Aquino.

Tras pensar seriamente en lo que hemos escrito, a nadie le sorprenderá que el Padre Nuestro sea la oración más perfecta, pues alabamos, glorificamos y le pedimos a Dios lo que nos hace falta, y lo hacemos en el orden más perfecto. Te recomendamos que leas la explicación del Padre Nuestro.

Y tras alabar y glorificar a Dios en nuestra oración y pedirle por otros, ya habrá pasado un buen tiempo ¿Y luego dice uno que "no sabe qué decir en la oración" o que "esa media hora en el oratorio es demasiado larga"? Bueno, pues es que a veces no hacemos bien nuestra oración y nos parece un tiempo interminable tal vez porque somos demasiado egoístas. Si viéramos un poco hacia afuera, nos daríamos cuenta de que ¡Hay tanto de qué hablar con Dios aún antes de hacer nuestras peticiones propias!

Una vez que hemos alabado, glorificado y dado gracias a Dios, y que hemos pedido por los demás, entonces es el momento de abrirle al Señor nuestro corazón, contándole confiadamente nuestras cosas, nuestros temores, nuestras esperanzas. Nuestra oración debe ser un íntima confidencia con Dios que nos ama infinitamente. En la oración Dios nos da luces, buenos propósitos, afectos, inspiraciones. La oración fortalece nuestras vidas y les da un sentido teniendo a Dios como centro. Por eso es importante acostumbrarnos a contarle todo a Nuestro Señor: nuestras debilidades y caídas, nuestras luchas, todo lo que está alrededor nuestro y poco a poco, veremos con más claridad lo que Dios espera de nosotros.

No debemos tener miedo de contarle todo a Dios ¡Como si pudiera sorprenderse de las cosas malas que hacemos! Cuando uno va al médico, tiene que decirle dónde le duele, y si la herida se ve fea e incluso es maloliente, uno no debe taparla por vergüenza, o de otro modo el doctor no podrá curarla. Pues lo mismo pasa con Dios. Debemos hablarle con franqueza, hablarle de nuestros pecados, de lo que nos cuesta trabajo. Hay que contarle con sinceridad aquello que tanto nos cuesta porque si Él quiere puede curarnos. No debemos olvidar nunca la gran cantidad de curaciones que hizo Jesús, y así como curaba los cuerpos de tullidos y ciegos, él también puede curar nuestro espíritu.

Tomado de:  www.encuentra.com.