sábado, enero 25, 2014

Transformación

La transformación está al alcance de un pensamiento.

Me pregunto: ¿Cómo respondo al cambio? ¿Lo resisto inmediatamente o lo acepto naturalmente?

La autoconciencia y la aceptación son herramientas espirituales que puedo utilizar para modificar mi reacción al cambio.

Al meditar, tomo conciencia de las sensaciones en mi cuerpo.

La tensión o el dolor pueden ser señal de resistencia.

Reconozco cualquier sentimiento y me permito sentirlo plenamente.

Soy tierno y tolerante.

Gracias a la autoconciencia, me doy cuenta de que yo soy quien elige cómo responder a los acontecimientos y cambios.

Al ver la situación desde una perspectiva más elevada, aprendo a aceptar lo que está de acuerdo con una conciencia de paz.

Examíname, Dios, y conoce mi corazón … y guíame en el camino eterno.—Salmo 139:23, 24

miércoles, enero 08, 2014

CONGRESO DE JUVENTUD 2014


Con el lema Diálogo Sin Fronteras.
 
Viernes 24, sábado 25 y domingo 26 de enero 2014

Biblioteca Pedro Mir

Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD)


Con motivo a la celebración
del Día Nacional de la Juventud
.
 
Totalmente gratis

 Más información:




Objetivos:

Promover el liderazgo y protagonismo juvenil

Ofrecer un espacio de intercambio de la juventud a nivel Arquidiocesano en torno a temas de interés como religioso, social, educativo, ecológico...

Crecer en la fe y en los valores cristianos

Fortalecer la propuesta de la Civilización del Amor.

Promover el cultivo del valor del diálogo.

Celebrar la Semana de la Juventud


PERFIL PARTICIPANTES:

Jóvenes de la Arquidiócesis de Santo Domingo mayores de 17 años de edad.

Líderes juveniles que estén activos sirviendo en una parroquia de la Arquidiócesis de Santo Domingo (Animadores, Coordinadores, Asesores).

Jóvenes miembros de Movimientos Apostólicos Juveniles, y otros movimientos Cívicos, ONG´s, fundaciones, etc. que aporten a la juventud.

Que tenga la disponibilidad de participar durante todo el desarrollo del congreso.

 
Una vez te inscribas te estarán contactando para confirmar tu asistencia.

viernes, enero 03, 2014

Todo tiene su tiempo... FELIZ AÑO NUEVO

Cuando un nuevo año comienza nos proponemos muchas metas, desafíos, sueños.

Deseamos lograr en ese año todo lo que el año anterior no nos permitió conseguir.

Comenzamos con entusiasmo, con nuevas fuerzas, con deseos de lograr lo que tanto anhelamos.

Al principio, todo nos parece fácil, tenemos doce meses para lograr nuestros objetivos, por lo tanto no nos desesperamos y nos tomamos el tiempo. Pronto nos damos cuenta de que el año pasa rápidamente, y con la misma velocidad se lleva nuestras decisiones.

Todo tiene su tiempo. Si bien es cierto que no debemos malgastar la vida, tampoco es sabio tomar decisiones apresuradas. A veces decidimos algo sin pensar demasiado en las consecuencias, y eso es causa de que algunas cosas nos salgan mal. No obstante, hay proyectos y sueños que “tienen su tiempo”, y si dejamos pasar ese tiempo, se irán con la vida y nunca los veremos realizados.

El político, científico e inventor estadounidense Benjamín Franklin, en una de sus conocidas reflexiones dijo: “No dejes para mañana lo que puedas hacer hoy”, y yo me atrevo a agregar: “pero tómate un tiempo para pensar detenidamente antes de hacerlo”.

Pidamos siempre la dirección de Dios antes de tomar una decisión importante. Pidamos siempre su consejo cuando estemos confundidas o inseguras. Pidamos su ayuda cuando la carga sea demasiado pesada para nosotras. Pidamos a Dios que nos acompañe cada día, que camine a nuestro lado, asiendo nuestra mano, y que cuando estemos cansadas él nos lleve en sus brazos.

Él sabe lo que necesitamos, pero espera que se lo pidamos. De esa manera estrechamos comunión con él. Por eso, te invito a arrodillarte cada mañana para hablar con el Señor, imaginando que él está a tu lado escuchándote.

Él se siente feliz al ver que sus hijos toman un momento en su día para hablarle. Así lo sentirás cerca y su ayuda vendrá cuando la necesites.

Al comenzar este nuevo año, antes de fijarte metas, sueños o desafíos, proponte estar cerca de Dios, vivir a su lado, contarle tus sueños y serle fiel.

Entonces te sentirás segura de que él te ayudará a lograr lo que te propongas

y todo lo que se quiere debajo del cielo tiene su hora”. Eclesiastés 3:1.
Enviado por: Wendy Muñoz