viernes, mayo 20, 2011

El fin del mundo

Queridos hermanos católicos:

Hay algunas personas a las que les gusta mucho meter miedo en los corazones de ustedes. Por ejemplo les hablan del fin del mundo como si pronto los cielos y la tierra nos fueran a destruir. Escuchan de guerras, accidentes, catástrofes de la naturaleza, plagas o ven algunos signos raros en el cielo y dicen simplemente que es el fin del mundo. En vez de dar un mensaje de esperanza, de amor, de solidaridad; en vez de animar, quieren verlos atrapados en el terror y el susto. Y lo peor de todo, es que estas personas dicen fundar sus teorías en la Biblia. El mensaje de Jesucristo no es un mensaje de miedo, sino que es una «buena noticia» del Reino de Dios que se acerca a nosotros con amabilidad, paz, justicia y alegría de corazón.

En esta carta les voy a hablar del fin del mundo, no con cuentos y fábulas de ciencia ficción, sino leyendo simplemente las Sagradas Escrituras.

Antes que nada el «fin de los tiempos» del cual nos habla la Biblia es el gran misterio de esperanza que aparece en todo el libro sagrado. Es el misterio de la historia humana que está en el corazón de Dios, guiada hacia «un nuevo cielo y una nueva tierra».

1. ¿Qué dice la Biblia acerca del fin del mundo?

Para comenzar, las Escrituras nunca hablan del «fin del mundo», sino del «fin de los tiempos», como diciendo que este mundo no acabará del todo, sino que sería transformado en un «cielo nuevo y una tierra nueva» gracias a la Resurrección de Jesucristo.

En la Biblia también encontramos muchas expresiones que se refieren al «fin del tiempo», «día de Yavé», «día del Juicio», «el día», «la Venida de Cristo», «la resurrección final», «la Parusía», «la llegada del Reino de Dios». Son todas ex-presiones que indican este «fin del tiempo».

2. ¿Cuándo pasará esto?

«En cuanto al día y la hora, nadie lo sabe ni los mismos ángeles del cielo, ni siquiera el Hijo de Dios. Solamente el Padre lo sabe» (Mt. 24, 36 y Mc. 13, 32). Jesús no quiso dar la fecha, ni el día ni la hora. «A ustedes no les toca saber cuándo o en qué fecha el Padre va a hacer las cosas que solamente El tiene autoridad para hacer» (Hch. 1, 1-7).

Con esto, Jesús condena enérgicamente la tendencia humana que todavía existe entre nosotros de fijar el día y el año del fin del mundo. Por supuesto que la fecha exacta tiene algo de excitante y llama siempre la atención; hasta es noticia en los diarios. Pero el fijarla es simplemente una mentira y un engaño, porque nadie la sabe. Jesús no quiso satisfacer nuestra curiosidad, sino que quiso comunicarnos algo mucho más profundo.

La Biblia, hablando del fin del mundo, siempre dice que debemos estar preparados. Aunque no sabemos la fecha, este día vendrá como un ladrón en la noche: «Ustedes, estén preparados, porque cuando menos lo piensen vendrá el Hijo del Hombre», dice Jesús (Mt. 24, 44). «El día del Señor vendrá cuando menos se espera, como viene un ladrón de noche» (2 Pedr. 3, 10; 1 Tes. 5, 2 y Apoc. 16, 15).

Ahora bien, leyendo la historia vemos que siempre hubo grupos religiosos que en todos los tiempos fijaron la fecha, el día y la hora, del fin de mundo, pero se equivocaron. Así que, hermanos católicos, no se dejen engañar.

Así pasó ya en el año 1.000 y pasará también en el 2.000. Algunos fanáticos predican que el fin del mundo está cerca. Pero esto no es así.

El fundador de los adventistas, William Miller, con el texto de Dan. 8, 14 y calculando los días de este texto como años, fijó la venida de Cristo a la tierra para el 21 de marzo de 1843 el día final. Llegó esta fecha y no pasó nada especial y luego dijo que se equivocó en sus cálculos en un año y proclamó otra vez la venida de Cristo para el 21 de octubre de 1844. Y viendo que Cristo no volvía a la tierra dijo simplemente que el juicio de los hombres comenzó en el cielo y pronto Cristo se manifestaría en la tierra. Los Testigos de Jehová anunciaron la venida de Cristo y su Reino de mil años en la tierra para el año 1914, luego para 1925. Ahora no dan fecha y dicen simplemente que «pronto Cristo vendrá», y se limitan a escribir en todas partes «Cristo viene». Y no falta gente insensata entre nosotros que dice que el fin del mundo será el año 2000.

3. ¿Cuándo será la venida de Cristo?

En algunas partes de la Biblia se habla de la pronta venida de Cristo. En otras partes se anuncia todavía un tiempo de espera.

Da la impresión de que los cristianos de la primera generación esperaban con ansias la venida de Cristo. «Pronto, muy pronto vendrá el que tiene que venir y no tardará» (Hebr. 10, 37).

«Dios que es el juez, está ya a la puerta». «Se acerca el fin de todas las cosas» (1 Ped. 4, 7). «Sí, ven pronto, amén. Ven, Señor Jesús» (Apoc. 22, 20).

Hasta Jesús mismo anuncia su pronta venida: «En verdad les digo que hay algunos de los que están aquí presentes, que no morirán hasta que vean al Hijo del Hombre venir en su Reino» (Mt. 16, 28).

Los cristianos de la Iglesia primitiva pronto se dieron cuenta de que la historia podía durar mucho más. Y hasta algunos se burlaron de la propia venida de Cristo diciendo: «¿Qué pasó con la promesa de que Cristo iba a venir, pues desde que murieron nuestros antepasados todo sigue igual que desde que el mundo fue hecho?» (2 Ped. 3, 4). Y el apóstol Pedro les contestó: « Hermanos, no olviden que para el Señor un solo día es como mil años y mil años son como un solo día» (2 Ped. 3, 8).

4. Señales que precederán al fin del mundo

El apóstol Pablo, después de haber reflexionado mucho, anuncia también un tiempo de espera. Antes de la venida de Cristo deben pasar tres cosas:

1) El anuncio del Evangelio ha de llegar a todas las naciones.

«Y este mensaje del Reino será predicado en todo el mundo para que todas las naciones lo conozcan; es entonces cuando vendrá el fin» (Mt. 24, 14).

2) Al final de la historia, Israel se reconciliará con Cristo y se salvará. «Una parte de Israel se va a endurecer hasta que la totalidad de los paganos hayan entrado, entonces todo Israel se salvará» (Rom. 11, 25).

3) Finalmente, antes de la venida de Cristo ha de producirse «la apostasía general», o sea, habrá una crisis religiosa a escala mundial, ha de venir el Anticristo. «No se dejen asustar por ningún mensaje espiritual como si fuera el día del Señor que ya llegó. Antes de este día tiene que venir primero la rebelión contra Dios, cuan-do aparezca el hombre del pecado que se sentará en el templo de Dios y será adora-do, llegará con mucho poder y con señales y milagros mentirosos. Usará toda clase de maldad para engañar» (2 Tes. 2, 1 -12).

Nos damos cuenta de que la venida de Cristo no se realizará tan pronto como algunos esperaban; o mejor dicho, Dios no mide el tiempo como nosotros. El puede presentar algo como cercano y no realizarlo hasta cuando a El le plazca. Por otra parte, si el tiempo de espera se nos hace largo, no por eso podemos volver a una vida cómoda, ya sin esperar. El Señor vendrá para cada uno de nosotros como ladrón en la noche.

No olvidemos que el día de la muerte de cada uno de nosotros, el día del juicio particular, es el día del encuentro personal con Cristo. Ojalá que nos encuentre en actitud de espera.

5. ¿Cómo vendrá Cristo al fin del tiempo?

La Biblia habla en forma bastante confusa de cómo se terminará la historia. En el A.T., por ejemplo, los profetas veían a todas las naciones de la tierra unidas en un complot para destruir la ciudad santa de Jerusalén. Pero en el momento más desesperado Dios intervendrá en forma triunfal para instaurar el Reino (Joel 3, 14).

En el discurso de Jesús acerca del fin de los tiempos, habla «de guerras y grandes angustias en todo el mundo, el sol no alumbrará, la luna perderá su brillo y las estrellas caerán del cielo y los ángeles tocarán las trompetas» (Mt. 24, 29-31).

El libro del Apocalipsis (Caps. 13 y 17) habla del dragón y de los monstruos, de la gran batalla en el cielo, de Babilonia la grande, de la madre de las prostitutas y de los abominables ídolos de todo el mundo...

Todos estos textos acerca del fin del mundo fueron escritos en un estilo apocalíptico (revelaciones misteriosas). Era una forma de escribir muy común en aquel tiempo. Estos escritos misteriosos pretendían aclarar los acontecimientos últimos de la historia con visiones ficticias e imágenes fantásticas. No debemos tomar al pie de la letra estas imágenes, sino que debemos tratar de descubrir el mensaje profundo que está detrás de estas visiones. El gran mensaje de estos escritos es: «Cristo Resucitado es el centro de toda la historia y este mundo es el escenario de la lucha entre los elegidos de Cristo (su Iglesia) y las fuerzas del demonio. Estos escritos no son para amenazar ni dar miedo, como creen algunos, todo lo contrario: son escritos que quieren animarnos y exhortarnos a la fidelidad y a la confianza en Dios en momentos difíciles.

6. ¿Cómo debemos prepararnos para el final de los tiempos?

Nuestro destino último y definitivo no está lejos, no es un futuro imposible de imaginar. Ya comenzó. Jesucristo con su persona, su Palabra y su actuación ya inauguró el Reino de Dios (Lc. 11, 20); ya comenzó a juzgar a los hombres (Juan 12, 31). Su Palabra, su amor y su muerte nos juzgan y a veces nos condenan. Ya nos traspasó algo de su Resurrección (Col. 3, 1-4). Por eso el N. T. nos habla del «tiempo» a partir de Jesús como «los últimos tiempos» (Hebr. 1- 2 y 1 Ped. 1-20). Desde entonces urge vivir conforme al Evangelio, urge para todos y cada uno, porque no sabemos cuánto falta para el fin (Mc. 13, 33-37 y Mt. 24, 42).

No podemos esperar pasivamente el retorno de Cristo, el juicio final, la Resurrección general, la instauración total del Reino de Dios. Esta esperanza es el motor de la historia. Lo que Dios comenzó en Jesucristo urge que lo pueda cumplir y nosotros debemos ahora remover los obstáculos. La segunda Venida de Cristo al final de los tiempos (Mt. 24, 3) es el momento del juicio final, de la resurrección general y de la instauración definitiva del Reino de Dios. Nuestra esperanza tiende hacia ese cielo nuevo y esa tierra nueva. Por eso la Biblia termina con estas palabras de espera: «¡Ven, Señor Jesús!» (Apoc. 22, 20), que repetimos en cada celebración de la Eucaristía después de la consagración y en la que todo el pueblo contesta: «Anunciamos tu muerte, proclamamos tu Resurrección, ven, Señor Jesús».

Dice EL CONCILIO VATICANO:

¿Sabemos cuándo y cómo llegará el fin del mundo?

No, no sabemos cuando será la consumación de la tierra y de la humanidad y la manera cómo se transformará el universo.

¿Qué prepara Dios para sus hijos?

La figura de este mundo está afeada por el pecado pero Dios nos prepara una nueva tierra donde habita la justicia y cuya bienaventuranza es capaz de saciar y rebosar todos los anhelos de paz que surgen en el corazón humano.

El progreso material ¿interesa a Dios?

El progreso material en cuanto puede contribuir a ordenar mejor la sociedad humana interesa en gran medida al Reino de Dios.

¿Hacia dónde caminamos los cristianos?

«Vivificados por el Espíritu, los cristianos caminamos como peregrinos hacia la consumación de la historia humana, la cual coincide plenamente con su amoroso designio divino de restaurar en Cristo todo lo que hay en el cielo y en la tierra».

¿Cuándo será llevada la Iglesia a su total perfección?

La Iglesia será llevada a su total perfección cuando llegue el tiempo de la restauración de todas las cosas (Hch. 3, 21) y cuando, el género humano, con el universo entero, será plenamente renovado (Ef. 1, 10).

Fuente: http://www.poraccioncatolica.com.ar/doctri/doctri33.htm
Disponible en Creciendo en la fe

martes, mayo 17, 2011

Continua la Feria del Libro dedicada a la Santa Sede


MARTES 17 DE MAYO, 2011.
4:00 p.m. Auditorio del Museo de Arte Moderno
Conferencia. “Los jóvenes y la Pastoral Juvenil en América
Latina”, a cargo de Carmen Lucía Texeira.

PA´LA FERIA CON JESUS
ESPACIO JOVEN DE LA XIV FERIA DEL LIBRO INTERNACIONAL SANTO DOMINGO 2011
11AM - TALLER DE LIDERAZGO
01PM - CINE FORUMS PELICULA DE JUAN PABLO II
03PM - MINITALLER DE TEATRO EFUSION
04PM - PRESENTACION DE TEATRO EFUSION
05PM - TRANSMISION DE CAMINO JUVENIL, programa juvenil de Radio Juventus Don Bosco por los 1640 Am, Tema: EL NOVIAZGO.
06PM - TALLER ¨DESCUBRE TU MISION, TU LLAMADO¨
07PM - CONCIERTO JUVENIL CATOLICO DESENCHUFADO
TRIBU DE DIOS, MI SOSTENIDO, JUAN ARTURO,
MARVIN MARCANO Y MILITANTES.
09PM - CANTOS Y PREDICAS, MINISTERIO NUEVAS FUERZAS.

VIERNES 20 DE MAYO.
10:00 a.m. Sala “Carlos Piantini” del Teatro Nacional
Musical “Resurrección: Ellos cuentan su historia”. Auspicia: Banco Popular Dominicano.

Pastoral Juvenil clama por paz, valores cristianos y familiares

En la educación, equidad social y la unidad familiar está la clave para frenar violencia y delincuencia
Escrito por: SOILA PANIAGUA (s.paniagua@hoy.com.do)

Miles de jóvenes de diferentes parroquias de Santo Domingo se congregaron ayer en la Plaza de la Cultura para  celebrar  la Pascua Juvenil, con el  lema “Pa’ la calle con Jesús”.

El padre Luis Rosario, coordinador de la Pastoral Juvenil, encabezó la  concentración que se llevó a cabo en la  tarima principal de la Feria Internacional del Libro, que este año está dedicada al Vaticano.

Previo al inicio de la actividad se presentó un pre show donde grupos juveniles religiosos alabaron, cantaron, bailaron y resaltaron los valores cristianos, la importancia  de la unidad familiar y el respeto al prójimo, sin importar su posición social y económica.

Luego, Ángela Medina presentó al  padre Luis Rosario, quien dijo que esa actividad, que se celebra hace más de 40 años, es  una oportunidad para seguir expandiendo los valores cristianos y las buenas acciones entre los jóvenes de República Dominicana.
 “Creemos en Cristo, en María, en el Papa y en la paz mundial”, dijo Rosario, quien exhortó a los jóvenes dominicanos a mantenerse apegados a la fe cristiana y a ser ejemplo de buen vivir.

Varios jónes leyeron el pregón pascual. El espectáculo artístico se inició con el grupo de danzas Las Hijas del Rey, de  la parroquia de Sabana Perdida.

Entre los artistas y grupos juveniles que participaron en  la actividad para celebrar la alegría de pascua y a Cristo Resucitado figuran Duet, Mi Sostenido, Juan Arturo, Evelyn Vásquez y Shalon; también César Estévez, Midelín y su grupo; Tribu de Dios  y Pantomimas.

Violencia y Familia.  El padre Luis Rosario opinó que toda la sociedad  tiene que aportar para frenar la delincuencia que  afecta al país y exhortó a los dominicanos, sin importar su condición social y económica a poner atención a la familia.

“Pero vemos dificultades  por el hecho de que el matrimonio y la familia están fallando. El Estado debe ponerse en serio a encarar esa  realidad”, expresó el padre Rosario.

Exhortó a la sociedad, incluyendo los medios de comunicación social y las escuelas, a  enfatizar en infundir valores, a educar    para el matrimonio y la familia con miras a  sofocar la violencia y la delincuencia.

Amparar a jóvenes
Para el padre Luis Rosario, en el país hay muchas clases de jóvenes, pero quienes muestran más problemas son aquellos que proceden de hogares deteriorados, que necesitan el apoyo de toda la sociedad para poder desarrollarse y avanzar por medio de  los estudios y el trabajo, con honestidad,  respeto y responsabilidad.

martes, mayo 10, 2011

Pa la feria con Jesús

CONFERENCIAS DE INTERÉS PARA COMUNICADORES:

Viernes 6 de mayo
Mesa Redonda: Historia cultural de la Iglesia en América Latina.
“Papel y características de los primeros evangelizadores con especial referencia a su acción cultural y evangelizadora”.
Expositor: Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez.
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 6:00 p.m.

Lunes 9 de Mayo
Conferencia: “La Librería Editrice Vaticana”.
Expositor: P. Giuseppe Costa
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 8:00 p.m.

Miércoles 11 de Mayo.Conferencia: “Radio Vaticana: 80 años llevando al mundo la voz de la paz y el bien de la Iglesia”.
Expositor: P. David Gutiérrez.
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 6:00 p.m.
 
Jueves 12 de Mayo.
Conferencia: “El Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales. 
La Iglesia y comunicación en la sociedad de la información”. 
Expositora: Dra. Leticia Soberón
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 5:00 p.m.
 
Conferencia: “Por qué y cómo comunica la Iglesia. A raíz de la Comunicación. 
Expositor: Mons. Lucio Ruiz.
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 6:00 p.m.

Viernes 13 de Mayo.
Conferencia: “La Iglesia en la era digital”
Expositor: Mons. Lucio Ruiz
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 5:00 p.m.

Panel: “Recorrido Histórico de las comunicaciones sociales de la Santa Sede y los nuevos lenguajes”.
Expositores: Dra. Leticia Soberon y Mons. Pasquale Iacobone.
Salón: Auditorio del Museo de Arte Moderno.
Hora: 6:00 p.m.

Allá nos vemos!!!!!!!!
Fuente: ACSPJ

viernes, mayo 06, 2011

COMPRA TU BIBLIA CATOLICA PARA JOVENES


EN EL ESPACIO JOVEN DE LA XIV FERIA DEL LIBRO INTERNACIONAL SANTO DOMINGO 2011

POR SOLO 630 PESOS

CONOCE LA PALABRA DE DIOS, ORA CON ELLA Y VIVELA DESDE TU CORAZÓN.

Mensaje S.S. Benedicto XVI para la Apertura de la Feria Internacional del Libro 2011 dedicada a la Santa Sede.


 "Saludo cordialmente el Señor Presidente de la República, a las Autoridades presentes, a los participantes en el acto inaugural de la decimocuarta Feria Internacional del Libro de Santo Domingo y a toda la amada nación dominicana.

Agradezco a los responsables de esta iniciativa la amable invitación que han dirigido a la Santa Sede para participar en ella como invitada de honor, precisamente en este año en que se conmemora el quinto centenario de la erección canónica de la diócesis de Santo Domingo, una de las tres primeras en tierras americanas.

Este prestigioso evento dará, sin duda, la oportunidad a multitud de personas de apreciar una significativa muestra de la producción literaria de la Iglesia Católica y su gran aportación a la cultura y al pueblo dominicano, que se aprecia en figuras como la de Monseñor Francisco Arnáiz y el Padre José Luis Sáez, a los que la Feria concede un puesto destacado.
 
Decía el Venerable Papa Pío XII que el oficio de un buen libro es educar a una comprensión más profunda de las cosas, a pensar y a reflexionar.
 
Dios mismo ha querido que el Verbo asumiera nuestra débil naturaleza para hacerse comprensible y cercano a los hombres, y ha dispuesto que la única y eterna Palabra divina se expresase, por inspiración del Espíritu Santo, en palabras humanas que pudieran ser plasmadas en forma de libro para que, a través de las Sagradas Escrituras, pudiese llegar a todos la Buena Noticia de la salvación.
 
Que Él les conceda a todos contribuir eficazmente a conservar y difundir también en lo mejor del espíritu humano a través de los libros, legado perenne para todos los hombres. Pido al Todopoderoso que haga dar abundantes frutos a esa Feria del Libro y bendiga a los hijos e hijas de ese País."
 
Fuente: ACPJ

martes, mayo 03, 2011

Tenemos un nuevo Beato: Juan Pablo II, ruega por nosotros

ROMA, 01 May. 11 / 03:56 am (ACI/EWTN Noticias)

El Papa Benedicto XVI proclamó beato esta mañana (hora local) a su predecesor el Papa Juan Pablo II, al inicio de una histórica y multitudinaria Eucaristía a la que se estima asisten más de un millón de personas de todas partes del mundo.

En este evento por primera vez en diez siglos un Pontífice eleva a los altares a su predecesor inmediato.

En medio de un gran ambiente de fiesta, ante la multitud que colmó la Plaza de San Pedro, la vía de la Conciliación y las calles adyacentes en donde se apreciaba banderas de muchos países de todo el orbe, el Vicario para la diócesis de Roma, Cardenal Agostino Vallini, leyó ante el Papa una biografía de Juan Pablo II, interrumpido en diversas ocasiones por los aplausos de los presentes.

Los aplausos invadieron la Plaza de San Pedro cuando se recordó, por ejemplo, la fecha de la elección como Pontífice, el 16 de octubre de 1978, su especial predilección por los jóvenes a quienes se dirigió de manera particular en las Jornadas Mundiales de la Juventud.

Tras la lectura de la biografía, el Papa Benedicto XVI declaró beato a Juan Pablo II y dijo que la fiesta del Papa peregrino se celebrará el 22 de octubre de cada año, tras lo cual se descubrió el tapiz con el rostro de Karol Wojtyla y se entonó el himno de la beatificación, ante los incesantes aplausos y vivas de los presentes, en medio de un mar de banderas que se ondeaban en señal de alegría.

Luego de la lectura del decreto de beatificación, le fue presentada al Papa Benedicto XVI una ampolla con la sangre del nuevo Beato que fue portada, entre otros, por la protagonista del milagro que permitió la beatificación, la religiosa francesa Marie Simon Pierre.

Esta reliquia podrá ser venerada por los fieles llegados de todo el mundo a Roma.

Para leer la homilía completa del Papa Benedicto XVI en la Misa de beatificación, ingrese a: Para leer la homilía completa ingrese a: http://www.aciprensa.com/Docum/benedictoxvi/documento.php?id=361