miércoles, junio 24, 2009

Juan el Bautista, el mensajero de Dios

Juan El Bautista fue el mas grande de los Profetas (Mateo 11:9-11) y fue el mensajero privilegiado que fue enviado para preparar el camino del Mesías de acuerdo a la palabra de Dios.

Hay cuatro textos principales para verificar esto:

  1. “Pues este es aquel de quien hablo el profeta Isaías, cuando dijo: Voz que clama en el desierto, ¡Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas!” (Mateo 3:3).

  2. “Principio del evangelio de Jesucristo, Hijo de Dios. Como está escrito en el profeta Isaías: Yo envío mi mensajero delante de tu faz, el cual preparará tu camino delante de ti. Voz que clama en el desierto, ¡Preparad el camino del Señor, enderezad sus sendas!” (Marcos 1:1-3).

  3. “Porque este es de quien está escrito: Yo envío mi mensajero delante de ti, el cual preparará tu camino delante de ti.” (Mateo 11:10).

  4. “Dijo [Juan El Bautista]: Yo soy la voz de uno que clama en el desierto: Enderezad el camino del Señor, como dijo el profeta Isaías.” (Juan 1:23).

Claramente, Juan El Bautista fue enviado por Dios para preparar el camino para Jesús como las cuatro citas anteriores lo demuestran. Pero, debemos notar que estas cuatro citas, del Antiguo Testamento vienen de dos fuentes: Isaías y Malaquías.

  • Isaías 40:3, “Voz que clama en el desierto: ¡Preparad un camino al Señor; nivelad una calzada en la estepa a nuestro Dios!”
  • Malaquías 3:1, “Yo envío mi mensajero para que prepare el camino delante de mí. Y vendrá súbitamente a su templo el Señor [Adonai] a quien vosotros buscáis; y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros, ya viene, ha dicho el Señor de los Ejércitos.”

Notemos que de acuerdo a las citas anteriores, Juan El Bautista fue enviado para preparar el camino para el Señor. Isaías 40:3 dice que Juan prepara el camino para el Señor. En Malaquías 3:1, es Dios quien dice que “prepare el camino delante de mi.” El cumplimiento de estos versículos se encuentra en la llegada de Jesús.

Referencias
El nacimiento de Juan Bautista
Isabel, la prima de la Virgen María estaba casada con Zacarías, quien era sacerdote, servía a Dios en el templo y esperaba la llegada del Mesías que Dios había prometido a Abraham. No habían tenido hijos, pero no se cansaban de pedírselo al Señor. Vivían de acuerdo con la ley de Dios.

Un día, un ángel del Señor se le apareció a Zacarías, quien se sobresaltó y se llenó de miedo. El Árcangel Gabriel le anunció que iban a tener un hijo muy especial, pero Zacarías dudó y le preguntó que cómo sería posible esto si él e Isabel ya eran viejos. Entonces el ángel le contestó que, por haber dudado, se quedaría mudo hasta que todo esto sucediera. Y así fue.

La Virgen María, al enterarse de la noticia del embarazo de Isabel, fue a visitarla. Y en el momento en que Isabel oyó el saludo de María, el niño saltó de júbilo en su vientre. Éste es uno de los muchos gestos de delicadeza, de servicio y de amor que tiene la Virgen María para con los demás. Antes de pensar en ella misma, también embarazada, pensó en ir a ayudar a su prima Isabel.

El ángel había encargado a Zacarías ponerle por nombre Juan. Con el nacimiento de Juan, Zacarías recupera su voz y lo primero que dice es: "Bendito el Señor, Dios de Israel".

Juan creció muy cerca de Dios. Cuando llegó el momento, anunció la venida del Salvador, predicando el arrepentimiento y la conversión y bautizando en el río Jordán.

La predicación de Juan Bautista
Juan Bautista es el Precursor, es decir, el enviado por Dios para prepararle el camino al Salvador. Por lo tanto, es el último profeta, con la misión de anunciar la llegada inmediata del Salvador.

Juan iba vestido de pelo de camello, llevaba un cinturón de cuero y se alimentaba de langostas y miel silvestre. Venían hacia él los habitantes de Jerusalén y Judea y los de la región del Jordán. Juan bautizaba en el río Jordán y la gente se arrepentía de sus pecados. Predicaba que los hombres tenían que cambiar su modo de vivir para poder entrar en el Reino que ya estaba cercano. El primer mensaje que daba Juan Bautista era el de reconocer los pecados, pues, para lograr un cambio, hay que reconocer las fallas. El segundo mensaje era el de cambiar la manera de vivir, esto es, el de hacer un esfuerzo constante para vivir de acuerdo con la voluntad de Dios. Esto serviría de preparación para la venida del Salvador. En suma, predicó a los hombres el arrepentimiento de los pecados y la conversión de vida.

Juan reconoció a Jesús al pedirle Él que lo bautizara en el Jordán. En ese momento se abrieron los cielos y se escuchó la voz del Padre que decía: "Éste es mi Hijo amado...". Juan dio testimonio de esto diciendo: "Éste es el Cordero de Dios...". Reconoció siempre la grandeza de Jesús, del que dijo no ser digno de desatarle las correas de sus sandalias, al proclamar que él debía disminuir y Jesús crecer porque el que viene de arriba está sobre todos.

Fue testigo de la verdad hasta su muerte. Murió por amor a ella. Herodías, la mujer ilegítima de Herodes, pues era en realidad la mujer de su hermano, no quería a Juan el Bautista y deseaba matarlo, ya que Juan repetía a Herodes: "No te es lícito tenerla". La hija de Herodías, en el día de cumpleaños de Herodes, bailó y agradó tanto a su padre que éste juró darle lo que pidiese. Ella, aconsejada por su madre, le pidió la cabeza de Juan el Bautista. Herodes se entristeció, pero, por el juramento hecho, mandó que le cortaran la cabeza de JuanBautista que estaba en la cárcel.

¿Qué nos enseña la vida de Juan Bautista?
Nos enseña a cumplir con nuestra misión que adquirimos el día de nuestro bautismo: ser testigos de Cristo viviendo en la verdad de su palabra; transmitir esta verdad a quien no la tiene, por medio de nuestra palabra y ejemplo de vida; a ser piedras vivas de la Iglesia, así como era el Papa Juan Pablo II.

Nos enseña a reconocer a Jesús como lo más importante y como la verdad que debemos seguir. Nosotros lo podemos recibir en la Eucaristía todos los días.

Nos hace ver la importancia del arrepentimiento de los pecados y cómo debemos acudir con frecuencia al sacramento de la confesión.

Podemos atender la llamada de Juan Bautista reconociendo nuestros pecados, cambiando de manera de vivir y recibiendo a Jesús en la Eucaristía.

El examen de conciencia diario ayuda a la conversión, ya que con éste estamos revisando nuestro comportamiento ante Dios y ante los demás.

cFuente: catholic.net y arm.org

miércoles, junio 17, 2009

Dios está On Line

Hoy me puse a pensar si existe la posibilidad de que Dios también este On Line y recordé mi testimonio personal que he tenido muy reciente y constantemente con el Señor en este ultimo año de mi vida. Antes de leerlo, recuerda si en algún momento de tu vida te ha llegado un e-mail o has entrado a un portal donde has sentido que Dios te ha hablado….


Testimonio

En el peor momento de mi vida, alguien una vez me dijo que no esperara ver un milagro de Dios en mi vida, y vaya persona que me lo dijo…. En ese instante mi vida de fe cambió radicalmente, yo creía de verdad que Dios si podía actuar en mi vida dándome ese milagro que le pedía. Mi fe se venia abajo, creía que todo lo que había vivido, en todo lo que había creído era tiempo perdido e inicié una lucha espiritual para recobrar y aumentar mi fe y cada día las cosas se ponían más difíciles.


Recuerdo que un día peleaba y reclama a Dios el por qué de tanta tribulación en mi vida y le dije que me hablaba y que lo hiciera claro porque mi entendimiento humano era muy limitado para poder confirmar que era él quien me hablaba, yo le decía: “Señor, háblame, y claro porque soy bruta”.


También recuerdo que esa frase la dije mas de una vez, entonces descubrí algo increíble, quizás yo esperaba ver ángeles y querubines que bajaran del cielo y me dijera, “Hija, venimos de parte de Dios a decirte tal cosa”…


Entonces, como costumbre diaria de entrar a la pagina de Perlas Preciosas que publico en este blog cada día descubrí muchos mensajes que me llenaban de aliento y paz. Aquí les pongo algunos para que vean que Dios si nos puede hablar y para que como yo, luchen por su fe no importa lo que nadie les diga, no importa quien sea.


Léanlos y difamen si no es Dios quien en medio de la tribulación te dice. Aquí estoy, hijo mío, te amo:


YO QUIERO HACER UN MILAGRO EN TI

"Jesús vio a un hombre que era ciego de nacimiento. Y sus discípulos le preguntaron:
—Maestro, para que este hombre haya nacido ciego, ¿quién pecó, él o sus padres? —Ni él pecó, ni sus padres —respondió Jesús—, sino que esto sucedió para que la obra de Dios se hiciera evidente en su vida. Mientras esté Yo en el mundo, Luz Soy del mundo. Dicho esto, escupió en el suelo, hizo barro con la saliva y se lo untó en los ojos al ciego, diciéndole: —Ve y lávate en el estanque de Siloé. El ciego fue y se lavó, y al volver ya veía. Sus vecinos y los que lo habían visto pedir limosna decían: «¿No es éste el que se sienta a mendigar?» Unos aseguraban: «Sí, es él.» Otros decían: «No es él, sino que se le parece.» Pero él insistía: «Soy yo.»

Juan 9:1-9


YO TE CONCEDERÉ LA VICTORIA!

"Éste es el día en que el Señor actuó; regocijémonos y alegrémonos en Él. Señor, ¡danos la salvación! Señor, ¡concédenos la victoria!" (Salmos 118:24,25)

El les dijo: Lo que es imposible para los hombres, es posible para Dios. (Lucas 18:27)

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. (Juan 5:7)


AQUEL MONTE QUE PEDISTE SERÁ TUYO

"Aquel monte será tuyo; pues aunque es bosque, tú lo desmontarás y lo poseerás hasta sus límites más lejanos; porque tú arrojarás al adversario, aunque tenga carros de hierro, y aunque sea fuerte.”

Josué 17:18


YO TE GUIARÉ CONTINUAMENTE

"Yo te guiaré continuamente, te daré comida abundante en el desierto, daré fuerza a tu cuerpo y serás como un jardín bien regado, como un manantial al que no le falta el agua."

Isaías 58:11


SERÁS MI ESPECIAL TESORO

"Serán para Mí especial tesoro, dice el Señor Todopoderoso, en el día en que Yo actúe. Y los perdonaré como el padre perdona a su hij@ que le sirve."

Malaquías 3:17


¡NO TE RINDAS!..., ¡ESPERA!..., ¡TEN FE EN MÍ!

“Los ciegos ven, los cojos andan, los que tienen lepra son sanados, los sordos oyen, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncian las buenas nuevas. Dichoso el que no tropieza por causa Mía”.

Mateo 11:5,6


¡DICHOS@ TU! ¿QUIÉN SE TE PUEDE COMPARAR?

"Dichos@ tú, ¡Sonríele a la vida!, ¿quién se te puede comparar? El Señor mismo te ha salvado; Èl te protege y te ayuda, ¡Èl es tu espada victoriosa! Tus enemigos se rendirán ante ti, y tú aplastarás su orgullo."

Deuteronomio 33:29


FIEL ES EL QUE TE PROMETIO

“Estando plenamente convencidos de que lo que Dios había prometido, poderoso es también para cumplirlo. Mantengamos firme la esperanza que profesamos, porque Fiel es el que hizo la promesa.”
Romanos 4:21; Hebreos 10:23


NO DESTRUYAS TU ÚLTIMA ESPERANZA

"Los malvados huyen sin que nadie los persiga. Pero los justos son audaces como leones. Cuando en la nación hay corrupción moral, su gobierno cae fácilmente; pero con dirigentes honrados y sensatos hay estabilidad. Cuando el pobre oprime a los más pobres que él, es como lluvia torrencial inesperada que arrastra la última esperanza de ellos."

Proverbios 28:1-3


ABANDONA TODA AMARGURA

“Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia. Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.”

Efesios 4:31,32


NO TENGAS MIEDO, YO SOY TU DEFENSOR

"No temas, porque Yo Soy tu escudo, tu defensor. Te daré bendiciones extraordinariamente grandes."

Génesis 15:1


DIOS ME AYUDA, ¡NO TEMERÉ!

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: "Nunca te dejaré; jamás te abandonaré." Así que podemos decir con toda confianza: "El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué pueden hacerme las personas?"

Hebreos 13:5,6


MIS PALABRAS NO VOLVERÁN A MÍ VACÍAS

“Así como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra y pan al que come, así será Mi Palabra que sale de Mi boca: no volverá a Mí vacía, sino que hará lo que Yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envié.”

Isaías 55:10,11


DIOS ME AYUDA, ¡NO TEMERÉ!

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: "Nunca te dejaré; jamás te abandonaré." Así que podemos decir con toda confianza: "El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué pueden hacerme las personas?"

Hebreos 13:5,6


MIS PALABRAS NO VOLVERÁN A MÍ VACÍAS

“Así como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra y pan al que come, así será Mi Palabra que sale de Mi boca: no volverá a Mí vacía, sino que hará lo que Yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envié.”

Isaías 55:10,11


DIOS ME AYUDA, ¡NO TEMERÉ!

Manténganse libres del amor al dinero, y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: "Nunca te dejaré; jamás te abandonaré." Así que podemos decir con toda confianza: "El Señor es quien me ayuda; no temeré. ¿Qué pueden hacerme las personas?"

Hebreos 13:5,6


MIS PALABRAS NO VOLVERÁN A MÍ VACÍAS

“Así como desciende de los cielos la lluvia y la nieve, y no vuelve allá, sino que riega la tierra y la hace germinar y producir, y da semilla al que siembra y pan al que come, así será Mi Palabra que sale de Mi boca: no volverá a Mí vacía, sino que hará lo que Yo quiero y será prosperada en aquello para lo cual la envié.”

Isaías 55:10,11


TODO TIENE SU TIEMPO

"Hay un tiempo señalado para todo, y hay un tiempo para cada suceso bajo el cielo: tiempo de nacer, y tiempo de morir; tiempo de plantar, y tiempo de arrancar lo plantado; tiempo de matar, y tiempo de curar; tiempo de derribar, y tiempo de edificar; tiempo de llorar, y tiempo de reír; tiempo de lamentarse, y tiempo de bailar; tiempo de lanzar piedras, y tiempo de recoger piedras; tiempo de abrazar, y tiempo de rechazar el abrazo; tiempo de buscar, y tiempo de dar por perdido; tiempo de guardar, y tiempo de desechar; tiempo de rasgar, y tiempo de coser; tiempo de callar, y tiempo de hablar; tiempo de amar, y tiempo de odiar; tiempo de guerra, y tiempo de paz."

Eclesiastés 3:1-8


Qué piensas ahora?

Crees que Dios te puede hablar por esta vía?


Yo creo que Dios también está On line, porque el busca todas las formas para llegar a tu vida.


viernes, junio 12, 2009

Celebraciones de Corpus Christi


Corpus Christi

Corpus Christi en Latin: 'Cuerpo de Cristo' o Solemnidad del Cuerpo y la Sangre de Cristo (también llamada Corpus Domini ('Cuerpo del Señor') es una fiesta de la Iglesia Católica destinada a celebrar la Eucaristía. Su principal finalidad es proclamar y aumentar la fe de la Iglesia Católica en Jesucristo presente en el Santísimo Sacramento.

La Celebración se lleva a cabo el siguiente jueves al octavo domingo después del Domingo de Resurrección (es decir, 60 días después del Domingo de Resurrección; formalmente es el jueves que sigue al noveno domingo siguiente a la primera luna llena de primavera del hemisferio norte). Después de Pentecostés.

En muchos pises es una fiesta de especial relevancia por lo que se declara como día festivo oficial, como es el caso de República Dominicana y ciertas partes de España, Austria, partes de Alemania y Suiza, Brasil, , Bolivia, Croacia, Polonia, Trinidad y Tobago, Portugal, Perú y Venezuela).

Las celebraciones del Corpus suelen incluir una procesión en la que la hostia, el mismo Cuerpo de Cristo, se exhibe en una custodia. Ayer jueves 11 de junio se realizó esta celebración especial, como cada año en el Estadio Quizqueya, donde se congregaron las diversas Zonas Pastorales de la Aquidiócecis de Santo Domingo.

En la misma participamos miles de feligreses de todas las parroquias de las diversas zonas pastorales.

El Señor les bendiga



Fuente: Wikipedia

lunes, junio 08, 2009

La Santísima Trinidad

El pasado domingo celebramos el día de la Santísima Trinidad. En Catholic.net encontramos el siguiente articulo que nos explica muy bien en que consiste la Santísima trinidad

Un solo Dios en tres Personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo

La Iglesia dedica el día de la Santísima Trinidad, el siguiente domingo después de Pentecostés

Un misterio es todo aquello que no podemos entender con la razón. Es algo que sólo podemos comprender cuando Dios nos lo revela.

El misterio de la Santísima Trinidad -Un sólo Dios en tres Personas distintas-, es el misterio central de la fe y de la vida cristiana, pues es el misterio de Dios en Sí mismo.

Aunque es un dogma difícil de entender, fue el primero que entendieron los Apóstoles. Después de la Resurrección, comprendieron que Jesús era el Salvador enviado por el Padre. Y, cuando experimentaron la acción del Espíritu Santo dentro de sus corazones en Pentecostés, comprendieron que el único Dios era Padre, Hijo y Espíritu Santo.

Los católicos creemos que la Trinidad es Una. No creemos en tres dioses, sino en un sólo Dios en tres Personas distintas. No es que Dios esté dividido en tres, pues cada una de las tres Personas es enteramente Dios.

Padre, Hijo y Espíritu Santo tienen la misma naturaleza, la misma divinidad, la misma eternidad, el mismo poder, la misma perfección; son un sólo Dios. Además, sabemos que cada una de las Personas de la Santísima Trinidad está totalmente contenida en las otras dos, pues hay una comunión perfecta entre ellas.

Con todo, las personas de la Santísima Trinidad son distintas entre sí, dada la diversidad de su misión: Dios Hijo-por quien son todas las cosas- es enviado por Dios Padre, es nuestro Salvador. Dios Espíritu Santo-en quien son todas las cosas- es el enviado por el Padre y por el Hijo, es nuestro Santificador.

Lo anterior lo vemos claramente en la Creación, en la Encarnación y en Pentecostés

En la Creación, Dios Padre está como principio de todo lo que existe.
En la Encarnación, Dios se encarna, por amor a nosotros, en Jesús, para liberarnos del pecado y llevarnos a la vida eterna.

En Pentecostés, el Padre y el Hijo se hacen presentes en la vida del hombre en la Persona del Espíritu santo, cuya misión es santificarnos, iluminándonos y ayudándonos con sus dones a alcanzar la vida eterna.

Para explicar este gran misterio, existen ciertos símbolos que son entendibles a nuestra razón: La Santísima Trinidad es simbolizada como un triángulo.
Cada uno de los vértices es parte del mismo triángulo y sin embargo cada uno es distinto

También, vemos a la Santísima Trinidad simbolizada como una vela encendida: La vela en sí misma simboliza al Padre, la cera que escurre es el Hijo, que procede del Padre y la llama encendida es el Espíritu Santo. Los tres son "vela", pero son distintos entre sí. Así mismo vemos a la Santísima Trinidad en forma de trébol. ada una de las hojas es "trébol" pero son distintas entre sí.

¿Que hacemos al persignarnos? "En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo" Es costumbre de los católicos repetir frecuentemente estas palabras, principalmente al principio y al fin de nuestras acciones.

Cada vez que hacemos la Señal de la Cruz sobre nuestro cuerpo, recordamos el misterio de la Santísima Trinidad.

En el nombre del Padre: Ponemos la mano sobre la frente, señalando el cerebro que controla todo nuestro cuerpo, recordando en forma simbólica que Dios es la fuente de nuestra vida.

...y del Hijo: Colocamos la mano en el pecho, donde está el corazón, que simboliza al amor. Recordamos con ello que por amor a los hombres, Jesucristo se encarnó, murió y resucitó para librarnos del pecado y llevarnos a la vida eterna.

...Y del Espíritu Santo: Colocamos la mano en el hombre izquierdo y luego en el derecho, recordando que el Espíritu Santo nos ayuda a cargar con el peso de nuestra vida, el que nos ilumina y nos da la energía para vivir de acuerdo a los mandatos de Jesucristo.

Algunas personas argumentan que no podemos entender el misterio de la Santísima Trinidad a través de la razón. Esto es cierto, necesitamos de la fe ya que se trata de un misterio. Es un misterio hermoso en el que Dios nos envía a su Hijo para salvarnos.

El Señor les bendiga

miércoles, junio 03, 2009

María SI está viva

Aunque muchos creen que no, incluso dentro de diversas congregaciones del mismo orígen de que la Vírgen María está muerta definitivamente no concuerdo con esta postura.


Quizás muchos confunden lo de ascensión y Asunción. Maria fue elevada al cielo por el Padre y Jesús se elevó El mismo al reino de la gloria. Pero creen ustedes que Dios viendo los meritos de Maria que le hicieron ganarse la incomparable dicha de ser la madre del hijo de Dios la habría dejado morir?... No lo creo.


En el artículo de este blog que trata sobre ese tema de la ascensión obtenido en la fuente citada en su final se discutía este aspecto. Hay algo importante, no debemos poner a Maria en el lugar del Señor, ella debe ser venerada, dígase seguida como ejemplo de vida cristiana, respetada, no difamada como hacen muchas congregaciones, pero jamás alabada como a Dios.


Recuerden que en la lectura de las bodas de Canaá vemos cómo la misma Virgen Santa establece su rol de intercesora, no haciendo milagros sino intercediendo por ellos ante su hijo Jesús. Este que se constituye en el primer mil agro en público que realiza Jesucristo se le debe a la suplica que hace su madre para que este se de. Ahora ella misma se coloca por debajo del Señor al decir “Hagan lo que El les diga”, no lo que ella diga sino lo que diga Jesús.


En mi vida personal he visto su intersección permanente en todos los aspectos de mi vida y is experiencias espirituales han tenido su presencia muy marcada. Yo quizás no seré una Mariana ferviente pero defiendo a mi madre santa siempre. El mismo libro del Apocalipsis dice que ella será perseguida y nosotros los que somos llamados hijos de Dios, somos hijos de Maria. Yo soy hija de una madre viva no muerta y eso lo tengo muyyy claro y comprobado.


Además es Maria la madre de nuestra iglesia. Recuerden que en el momento que acabamos de conmemorar, Pentecostés, era Maria quien estaba con los apóstoles y fue ella quien se mantuvo con ellos en esa primera iglesia de Dios.

Si no lo crees pide a ella que interceda en tu vida y veras como el Señor gracias a su intersección hará grandes obras en ti. La ternura de su amor de madre es algo que cuando se siente jamás se olvida.



Viva Maria!!!



El Señor les bendiga

lunes, junio 01, 2009

Pentecostés: la venida del Espíritiu Santo

La palabra Pentecostés viene del griego pentekosté (heméra) "el quincuagésimo día" describe la fiesta del quincuagésimo día después de la Pascua (Domingo de Resurrección) y que pone término al tiempo pascual.

Durante Pentecostés se celebra el descenso del Espíritu Santo y el inicio de la actividad de la Iglesia, por ello también se le conoce como la celebración del Espíritu Santo. En la liturgia católica es la fiesta más importante después de la Pascua y la Navidad. La liturgia incluye la secuencia medieval Veni, Sancte Spiritus.

El fondo histórico de tal celebración se basa en la fiesta semanal judía llamada Shavuot (fiesta de las semanas), durante la cual se celebra el quincuagésimo día de la aparición de Dios en el monte Sinaí, por lo tanto en el día de Pentecostés también se celebra la entrega de la Ley (mandamientos) al pueblo de Israel.

En las Iglesias ortodoxas existe además la celebración de las Tres Divinas Personas o de la Santa Trinidad; las Iglesias occidentales celebran para esta ocasión desde el siglo XIV su propia fiesta llamada Trinitatis (la fiesta de la Santísima Trinidad) una semana después del Pentecostés.

En el calendario cristiano con Pentecostés termina el tiempo pascual de los 50 días.

En las narraciones sobre Pentecostés de Hechos de los Apóstoles (2,1 - 41) se le adjudica al Espíritu Santo, en congruencia con el Antiguo Testamento, características milagrosas (carismas): él ofrece valentía y libertad, posibilita la comprensión (glosolalia) y fortifica una comunidad universal.

Hechos 2, 1-20

1 Al llegar el día de Pentecostés, estaban todos reunidos en un mismo lugar.
2 De repente vino del cielo un ruido como el de una ráfaga de viento impetuoso, que llenó toda la casa en la que se encontraban.
3 Se les aparecieron unas lenguas como de fuego que se repartieron y se posaron sobre cada uno de ellos;
4 quedaron todos llenos del Espíritu Santo y se pusieron a hablar en otras lenguas, según el Espíritu les concedía expresarse.
5 Había en Jerusalén hombres piadosos, que allí residían, venidos de todas las naciones que hay bajo el cielo.
6 Al producirse aquel ruido la gente se congregó y se llenó de estupor al oírles hablar cada uno en su propia lengua.
7 Estupefactos y admirados decían: «¿Es que no son galileos todos estos que están hablando?
8 Pues ¿cómo cada uno de nosotros les oímos en nuestra propia lengua nativa?
9 Partos, medos y elamitas; habitantes de Mesopotamia, Judea, Capadocia, el Ponto, Asia,
10 Frigia, Panfilia, Egipto, la parte de Libia fronteriza con Cirene, forasteros romanos,
11 judíos y prosélitos, cretenses y árabes, todos les oímos hablar en nuestra lengua las maravillas de Dios.»
12 Todos estaban estupefactos y perplejos y se decían unos a otros: «¿Qué significa esto?»
13 Otros en cambio decían riéndose: «¡Están llenos de mosto!»
14 Entonces Pedro, presentándose con los Once, levantó su voz y les dijo: «Judíos y habitantes todos de Jerusalén: Que os quede esto bien claro y prestad atención a mis palabras:
15 No están éstos borrachos, como vosotros suponéis, pues es la hora tercia del día,
16 sino que es lo que dijo el profeta:
17 = Sucederá = en los últimos días, dice Dios: = Derramaré mi Espíritu sobre toda carne, = y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros jóvenes verán visiones y vuestros ancianos soñarán sueños. =
18 = Y yo sobre mis siervos y sobre mis siervas derramaré mi Espíritu. =
19 = Haré prodigios = arriba = en el cielo = y señales abajo = en la tierra. =
20 = El sol se convertirá en tinieblas, y la luna en sangre, antes de que llegue el Día grande del Señor.
=

Espíritu Santo de Dios


Virgen De Lanús-Santa María Del Espíritu Santo (Pentecostés) - More amazing videos are a click away


El Señor les bendiga