martes, diciembre 30, 2008

¿Qué es el silencio?

El silencio es un don del Espíritu Santo.

Silencio: lenguaje profundo de dos almas que se comprenden, porque se aman. Lenguaje sin palabras humanas, es un aquietamiento y del espíritu, para entrar en comunicación en espíritu y verdad con el Padre del cielo.

Silencio es aprender a conocer el “sonoro silencio de Dios”.

Es…, tú me miras… y yo te miro,

Es como darse cuenta de lo que es exponerse ante el Señor, para que desde tu corazón puedas sentir: ¡Oh, Señor mío, como Tú me conoces hasta los más escondidos rinconcitos de mi ser interior!

Conoces, Señor, lo que está más escondido en mi existencia, como sabes Tú, Señor, llegar suavemente con tu ternura hasta mis más pequeños deseos y necesidades sin que tenga que decirte nada.

¿Qué es el silencio? Aprender a dejarse penetrar con la luz de Dios y dejarse llenar, empapar como es una esponja de agua hasta bajar a la profundidad. Así el alma empapada de amor de Dios aprende a sumergirse en esa profundidad de Dios.

No se necesita decir nada, las palabras humanas no tienen capacidad para expresar, la anchura, la altura, profundidad del amor de Dios.

La única respuesta, la mejor respuesta a ese amor de Dios es el silencio… porque lo dic todo.

Fuente: Revista Alabanzas de la Renovación Carismática No. 173


El Señor les bendiga

lunes, diciembre 15, 2008

Hoy cumplo un año más de vida... Gracias mi Señor Jesús

Hoy se cumple un año más en mi vida. Aunque este año ha estado lleno de muchas y fuertes pruebas en muchos ámbitos, doy gracias a Dios porque nunca me ha abandonado, siempre ha estado ahí a mi lado aunque quizás no me lo merezca.

En las duras pruebas en las que he intentado tirar la toalla, renunciando a todo, Él me ha levantado diciéndome hija mía, yo te amo, estoy contigo, no estás sola, yo te sostengo.

Aunque todos te abandonen, te den la espalda, Jesús nunca lo ha hecho conmigo. Aunque tus enemigos triunfen ante ti humillándote y burlándose de tu fe, de tus problemas, Él está ahí diciéndome, espera en mí y no quedarás defraudada.

Él está ahí justo al lado de su madre que me cubre con su santo manto y me dice que me ama también, que no hay una madre como ella que se entregue por sus hijos y los proteja. Que su cálido amor está ahí justo a mi lado para darme su compasión.

Hoy en acción de gracias, aunque mi vida no sea color de rosa elevo una alabanza al Señor que me ha hablado, que me ha llamado por mi nombre, que me ha dicho que soy su hija amada, la niña de sus ojos; que me ha regalado muchos dones que me han permitido formar parte de su ministerio, que me ha sostenido, me ha abrazado, ha enviado ángeles a luchar mi batalla y NUNCA me ha dejado sola.

Bendito seas Señor, bendito y alabado sea tu Santo nombre, toda la gloria y la honra sean dadas a Ti mi Señor, a ti que eres Rey de reyes y Señor de señores, a ti que eres el único dueño y Señor de mi vida a quien entrego mi alma, a Ti que sostienes el trono y poderío de mi vida. Te amo Señor… Gracias mi amado Jesús.

Gracias por todas esas personas que has puesto en mi vida para darme tu gran amor a través de ellos. Sobre todo, gracias por ayudarme a acrecentar cada día más mi fe y por dejarte conocer por mi corazón, gracias por tan bellas y numerosas experiencias de fe, espirituales y de amor que Tú me regalas a cada instante.

Alabado seas mi amado Jesús de Nazareth.
El Señor les bendiga

Este día especial


Este Dia Especial-Jesus Adrian Romero - The best video clips are here
El Señor les bendiga

viernes, diciembre 12, 2008

Una carta de Jesús para ti

Hola…
Te Puedo Quitar Tres Minutos De Tu Valioso Tiempo?

Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida..?

Cuando hayas hecho todo lo que esté en tus manos para tratar de solucionarlos, déjame el resto a mi…

Si te abandonas en mi todo se resolverá con tranquilidad según mis designios…
No te desesperes, no me dirijas una oración agitada como si quisieras exigirme el cumplimiento de tu deseo. Cierra los ojos del alma y dime con calma... Jesús, yo confío en Ti..

Evita las preocupaciones y angustias y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después…

No estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas… Déjame ser Dios y actuar con toda la libertad…

Abandónate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja en mis manos tu futuro…

Dime frecuentemente “ Jesús yo confío en tí ” y no seas como el paciente que le pide al médico que lo cure pero le sugiere el modo de hacerlo…

Déjate llevar en mis manos. no tengas miedo… Yo te Amo.

Si crees que las cosas empeoraron o se complican a pesar de tu oración sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía…

Continúa diciéndome a todas horas.. “Jesús yo confío en Ti”

Necesito las manos libres para obrar… No me ates con tus preocupaciones inútiles, satanás quiere eso agitarte, angustiarte, quitarte la paz…

Confía solo en mí, abandónate en mí así que no te preocupes, echa en mí todas las angustias y duerme tranquilamente…

Dime siempre “Jesús yo confío en tí ” y verás grandes milagros, Te lo prometo por mi amor...y Recuérdalo siempre... “Confía en mí ”

Atentamente; Jesús de Nazareth
El Señor les bendiga

lunes, diciembre 08, 2008


El Señor les bendiga

Tiempo para Dios

A veces decimos que no tenemos tiempo para Dios, por la universidad, por el trabajo, por la familia, por un novio, pos los hijos, por los quehaceres del hogar, etc. pero que te parecería si Dios no tuviera tiempo para ti?.... qué sería de tu vida?

Si crees que tienes poco tiempo y muchas ocupaciones para dedicárselo al Señor, analiza esta situación.

•Tienes máximo dos tres trabajos, el Señor tiene el trabajo de cuidar del mundo.
•Estudias una carrera profesional, el Señor tiene que ayudarte a terminarla a ti a los billones de habitantes del mundo.
•Crees que conoces muchas personas, el Señor conoce hasta el último pelo de tu cabeza y el de cada ser viviente del mundo, sin contar todo lo que resta de la creación.
•Crees que tienes que no tienes tiempo para ir a la iglesia si quiera una vez a la semana, que le dejas a Dios que tiene tiempo para cada ser humano.
•Crees que tienes poco tiempo o muchos problemas para ayudar a alguien, qué le dejas a Dios que siempre está pendiente de nosotros para ayudarnos.

Veamos que nos dice el papa sobre esto


"¡Dios tiene tiempo para nosotros!", aseguró el Papa Benedicto XVI. Todos decimos 'nos falta tiempo', pues el ritmo de la vida cotidiana se ha hecho para todos frenético".

"También en este sentido la Iglesia tiene una 'buena noticia' que ofrecer: Dios nos da su tiempo. Nosotros tenemos siempre poco tiempo, especialmente para el Señor, no sabemos o, a veces, no queremos encontrar ese tiempo. Pues bien, ¡Dios tiene tiempo para nosotros!".

"Ésta es la primera cosa que el inicio de un año litúrgico nos hace redescubrir con una emoción siempre nueva", confiesa el pontífice, "Sí, Dios nos da su tiempo, pues ha entrado en la historia con su palabra y sus obras de salvación para abrirla a la eternidad, para convertirla en historia de alianza".

Desde esta perspectiva, "el tiempo es ya en sí mismo un signo fundamental del amor de Dios: un don que el hombre, que como sucede con lo demás, es capaz de valorar o por el contrario de estropear; de acoger su significado, o de descuidar con superficialidad obtusa".

Para los ojos de Dios el tiempo tiene tres pilares que marcan el ritmo de la historia de la salvación: "al inicio está la creación, en el centro la encarnación-redención, y al final la "parusía", la venida final, que comprende también el juicio universal". Ahora bien, "estos tres momentos no deben ser comprendidos simplemente como una sucesión cronológica, de hecho, la creación se encuentra ciertamente en el origen de todo, pero es también continua y tiene lugar durante todo el desarrollo del devenir cósmico hasta el final de los tiempos".

"Si bien la encarnación-redención acaeció en un determinado momento histórico, el período del paso de Jesús sobre la tierra, sigue extendiendo su radio de acción a todo el tiempo precedente y al posterior".

A su vez, "la última venida y el juicio final, que precisamente tuvieron en la cruz de Cristo una decisiva anticipación, ejercen su influjo sobre la conducta de los hombres de todas las épocas", recalcó. De hecho, como él mismo constató, "cada quien, en la hora que sólo Dios sabe, será llamado a rendir cuentas de su propia existencia".

"Esto implica un justo desapego de los bienes terrenos, un sincero arrepentimiento de los propios errores, una caridad efectiva con el prójimo y, sobre todo, una humilde confianza en las manos de Dios, nuestro Padre, tierno y misericordioso".

Su Santidad el Papa Benedicto XVI

En conclusión, si crees que tienes poco tiempo para Dios por qué entonces por qué esperas que Él tenga tiempo para ti?, dando es como recibimos. Y a pesar del poco tiempo que le damos, que no vamos a la iglesia porque nos pesa levantarnos temprano, porque la iglesia es pequeña, porque no hay asientos, porque estamos muy cansados, porque tenemos que estudiar, porque tenemos que trabajar, porque sólo queremos brillar delante de los hermanos, porque no me gusta trabajar con gente,… Y miles de excusas más…. Él siempre tiene tiempo para nosotros.

Tratamos de tener a Dios en la iglesia el domingo por la mañana...A veces quizás el Domingo por la noche... y, el evento poco agraciado de algún servicio a media semana.

Eso sí, nos gusta tenerlo cerca en la enfermedad... y sobretodo en los funerales. Pero, no tenemos tiempo, o lugar para ÉL en horas de trabajo o en nuestro tiempo libre...

Porque..Esa es la parte de nuestras vidas en las que pensamos:"Podemos y debemos manejar solos"

Quiera Dios perdonarme por haber pensado que hay un tiempo o lugar donde ÉL no sea el PRIMERO en mi vida.

Debemos siempre tener tiempo para recordar TODO lo que ÉL ha hecho por nosotros.

Si no te avergüenzas de hacer esto, por favor sigue las instrucciones: Jesús dijo. "Si tu te avergüenzas de mi, yo me avergonzaré de ti delante de mi Padre".

¿No te avergüenzas?

SI, YO AMO A DIOS!

EL es mi fuente de existencia y mi salvador. EL me mantiene Funcionando todos y cada uno de los días.

Sin ÉL no sería nada sin Cristo que me Fortalece. (Fil. 4:13).
El Poema

Me arrodillé para orar pero no por mucho tiempo, tenía mucho por hacer. Tuve que darme prisa e ir a trabajar ya que los cobros muy pronto estarían ante mi.

Salté de mis rodillas y mi deber Cristiano estaba concluido. Mi alma pudo entonces descansar plácidamente.

En todo el día no tuve tiempo de lanzar una palabra de aliento, ni de hablar de Jesús a mis amigos; se reirían de mi y me daría miedo. No hay tiempo, no hay tiempo. Hay mucho qué hacer. Ese era mi sollozo constante.

No hay tiempo para darle a las almas en necesidad, sino hasta la última hora, la hora de morir.

Me pare frente al Señor, vine y permanecí cabizbajo, ya que en SUS manos sostenía un libro; el libro de la vida.

Dios echó una mirada a su libro y dijo: "No puedo encontrar tu nombre. Una vez estuve a punto de anotarlo, pero nunca encontré el tiempo“

No cuesta nada, piensa y habla de dios, trae maravillosas recompensas Dios te bendecirá siempre.

El Señor les bendiga