martes, diciembre 30, 2008

¿Qué es el silencio?

El silencio es un don del Espíritu Santo.

Silencio: lenguaje profundo de dos almas que se comprenden, porque se aman. Lenguaje sin palabras humanas, es un aquietamiento y del espíritu, para entrar en comunicación en espíritu y verdad con el Padre del cielo.

Silencio es aprender a conocer el “sonoro silencio de Dios”.

Es…, tú me miras… y yo te miro,

Es como darse cuenta de lo que es exponerse ante el Señor, para que desde tu corazón puedas sentir: ¡Oh, Señor mío, como Tú me conoces hasta los más escondidos rinconcitos de mi ser interior!

Conoces, Señor, lo que está más escondido en mi existencia, como sabes Tú, Señor, llegar suavemente con tu ternura hasta mis más pequeños deseos y necesidades sin que tenga que decirte nada.

¿Qué es el silencio? Aprender a dejarse penetrar con la luz de Dios y dejarse llenar, empapar como es una esponja de agua hasta bajar a la profundidad. Así el alma empapada de amor de Dios aprende a sumergirse en esa profundidad de Dios.

No se necesita decir nada, las palabras humanas no tienen capacidad para expresar, la anchura, la altura, profundidad del amor de Dios.

La única respuesta, la mejor respuesta a ese amor de Dios es el silencio… porque lo dic todo.

Fuente: Revista Alabanzas de la Renovación Carismática No. 173


El Señor les bendiga

lunes, diciembre 15, 2008

Hoy cumplo un año más de vida... Gracias mi Señor Jesús

Hoy se cumple un año más en mi vida. Aunque este año ha estado lleno de muchas y fuertes pruebas en muchos ámbitos, doy gracias a Dios porque nunca me ha abandonado, siempre ha estado ahí a mi lado aunque quizás no me lo merezca.

En las duras pruebas en las que he intentado tirar la toalla, renunciando a todo, Él me ha levantado diciéndome hija mía, yo te amo, estoy contigo, no estás sola, yo te sostengo.

Aunque todos te abandonen, te den la espalda, Jesús nunca lo ha hecho conmigo. Aunque tus enemigos triunfen ante ti humillándote y burlándose de tu fe, de tus problemas, Él está ahí diciéndome, espera en mí y no quedarás defraudada.

Él está ahí justo al lado de su madre que me cubre con su santo manto y me dice que me ama también, que no hay una madre como ella que se entregue por sus hijos y los proteja. Que su cálido amor está ahí justo a mi lado para darme su compasión.

Hoy en acción de gracias, aunque mi vida no sea color de rosa elevo una alabanza al Señor que me ha hablado, que me ha llamado por mi nombre, que me ha dicho que soy su hija amada, la niña de sus ojos; que me ha regalado muchos dones que me han permitido formar parte de su ministerio, que me ha sostenido, me ha abrazado, ha enviado ángeles a luchar mi batalla y NUNCA me ha dejado sola.

Bendito seas Señor, bendito y alabado sea tu Santo nombre, toda la gloria y la honra sean dadas a Ti mi Señor, a ti que eres Rey de reyes y Señor de señores, a ti que eres el único dueño y Señor de mi vida a quien entrego mi alma, a Ti que sostienes el trono y poderío de mi vida. Te amo Señor… Gracias mi amado Jesús.

Gracias por todas esas personas que has puesto en mi vida para darme tu gran amor a través de ellos. Sobre todo, gracias por ayudarme a acrecentar cada día más mi fe y por dejarte conocer por mi corazón, gracias por tan bellas y numerosas experiencias de fe, espirituales y de amor que Tú me regalas a cada instante.

Alabado seas mi amado Jesús de Nazareth.
El Señor les bendiga

Este día especial


Este Dia Especial-Jesus Adrian Romero - The best video clips are here
El Señor les bendiga

viernes, diciembre 12, 2008

Una carta de Jesús para ti

Hola…
Te Puedo Quitar Tres Minutos De Tu Valioso Tiempo?

Por qué te confundes y te agitas ante los problemas de la vida..?

Cuando hayas hecho todo lo que esté en tus manos para tratar de solucionarlos, déjame el resto a mi…

Si te abandonas en mi todo se resolverá con tranquilidad según mis designios…
No te desesperes, no me dirijas una oración agitada como si quisieras exigirme el cumplimiento de tu deseo. Cierra los ojos del alma y dime con calma... Jesús, yo confío en Ti..

Evita las preocupaciones y angustias y los pensamientos sobre lo que pueda suceder después…

No estropees mis planes queriéndome imponer tus ideas… Déjame ser Dios y actuar con toda la libertad…

Abandónate confiadamente en mí. Reposa en mí y deja en mis manos tu futuro…

Dime frecuentemente “ Jesús yo confío en tí ” y no seas como el paciente que le pide al médico que lo cure pero le sugiere el modo de hacerlo…

Déjate llevar en mis manos. no tengas miedo… Yo te Amo.

Si crees que las cosas empeoraron o se complican a pesar de tu oración sigue confiando, cierra los ojos del alma y confía…

Continúa diciéndome a todas horas.. “Jesús yo confío en Ti”

Necesito las manos libres para obrar… No me ates con tus preocupaciones inútiles, satanás quiere eso agitarte, angustiarte, quitarte la paz…

Confía solo en mí, abandónate en mí así que no te preocupes, echa en mí todas las angustias y duerme tranquilamente…

Dime siempre “Jesús yo confío en tí ” y verás grandes milagros, Te lo prometo por mi amor...y Recuérdalo siempre... “Confía en mí ”

Atentamente; Jesús de Nazareth
El Señor les bendiga

lunes, diciembre 08, 2008


El Señor les bendiga

Tiempo para Dios

A veces decimos que no tenemos tiempo para Dios, por la universidad, por el trabajo, por la familia, por un novio, pos los hijos, por los quehaceres del hogar, etc. pero que te parecería si Dios no tuviera tiempo para ti?.... qué sería de tu vida?

Si crees que tienes poco tiempo y muchas ocupaciones para dedicárselo al Señor, analiza esta situación.

•Tienes máximo dos tres trabajos, el Señor tiene el trabajo de cuidar del mundo.
•Estudias una carrera profesional, el Señor tiene que ayudarte a terminarla a ti a los billones de habitantes del mundo.
•Crees que conoces muchas personas, el Señor conoce hasta el último pelo de tu cabeza y el de cada ser viviente del mundo, sin contar todo lo que resta de la creación.
•Crees que tienes que no tienes tiempo para ir a la iglesia si quiera una vez a la semana, que le dejas a Dios que tiene tiempo para cada ser humano.
•Crees que tienes poco tiempo o muchos problemas para ayudar a alguien, qué le dejas a Dios que siempre está pendiente de nosotros para ayudarnos.

Veamos que nos dice el papa sobre esto


"¡Dios tiene tiempo para nosotros!", aseguró el Papa Benedicto XVI. Todos decimos 'nos falta tiempo', pues el ritmo de la vida cotidiana se ha hecho para todos frenético".

"También en este sentido la Iglesia tiene una 'buena noticia' que ofrecer: Dios nos da su tiempo. Nosotros tenemos siempre poco tiempo, especialmente para el Señor, no sabemos o, a veces, no queremos encontrar ese tiempo. Pues bien, ¡Dios tiene tiempo para nosotros!".

"Ésta es la primera cosa que el inicio de un año litúrgico nos hace redescubrir con una emoción siempre nueva", confiesa el pontífice, "Sí, Dios nos da su tiempo, pues ha entrado en la historia con su palabra y sus obras de salvación para abrirla a la eternidad, para convertirla en historia de alianza".

Desde esta perspectiva, "el tiempo es ya en sí mismo un signo fundamental del amor de Dios: un don que el hombre, que como sucede con lo demás, es capaz de valorar o por el contrario de estropear; de acoger su significado, o de descuidar con superficialidad obtusa".

Para los ojos de Dios el tiempo tiene tres pilares que marcan el ritmo de la historia de la salvación: "al inicio está la creación, en el centro la encarnación-redención, y al final la "parusía", la venida final, que comprende también el juicio universal". Ahora bien, "estos tres momentos no deben ser comprendidos simplemente como una sucesión cronológica, de hecho, la creación se encuentra ciertamente en el origen de todo, pero es también continua y tiene lugar durante todo el desarrollo del devenir cósmico hasta el final de los tiempos".

"Si bien la encarnación-redención acaeció en un determinado momento histórico, el período del paso de Jesús sobre la tierra, sigue extendiendo su radio de acción a todo el tiempo precedente y al posterior".

A su vez, "la última venida y el juicio final, que precisamente tuvieron en la cruz de Cristo una decisiva anticipación, ejercen su influjo sobre la conducta de los hombres de todas las épocas", recalcó. De hecho, como él mismo constató, "cada quien, en la hora que sólo Dios sabe, será llamado a rendir cuentas de su propia existencia".

"Esto implica un justo desapego de los bienes terrenos, un sincero arrepentimiento de los propios errores, una caridad efectiva con el prójimo y, sobre todo, una humilde confianza en las manos de Dios, nuestro Padre, tierno y misericordioso".

Su Santidad el Papa Benedicto XVI

En conclusión, si crees que tienes poco tiempo para Dios por qué entonces por qué esperas que Él tenga tiempo para ti?, dando es como recibimos. Y a pesar del poco tiempo que le damos, que no vamos a la iglesia porque nos pesa levantarnos temprano, porque la iglesia es pequeña, porque no hay asientos, porque estamos muy cansados, porque tenemos que estudiar, porque tenemos que trabajar, porque sólo queremos brillar delante de los hermanos, porque no me gusta trabajar con gente,… Y miles de excusas más…. Él siempre tiene tiempo para nosotros.

Tratamos de tener a Dios en la iglesia el domingo por la mañana...A veces quizás el Domingo por la noche... y, el evento poco agraciado de algún servicio a media semana.

Eso sí, nos gusta tenerlo cerca en la enfermedad... y sobretodo en los funerales. Pero, no tenemos tiempo, o lugar para ÉL en horas de trabajo o en nuestro tiempo libre...

Porque..Esa es la parte de nuestras vidas en las que pensamos:"Podemos y debemos manejar solos"

Quiera Dios perdonarme por haber pensado que hay un tiempo o lugar donde ÉL no sea el PRIMERO en mi vida.

Debemos siempre tener tiempo para recordar TODO lo que ÉL ha hecho por nosotros.

Si no te avergüenzas de hacer esto, por favor sigue las instrucciones: Jesús dijo. "Si tu te avergüenzas de mi, yo me avergonzaré de ti delante de mi Padre".

¿No te avergüenzas?

SI, YO AMO A DIOS!

EL es mi fuente de existencia y mi salvador. EL me mantiene Funcionando todos y cada uno de los días.

Sin ÉL no sería nada sin Cristo que me Fortalece. (Fil. 4:13).
El Poema

Me arrodillé para orar pero no por mucho tiempo, tenía mucho por hacer. Tuve que darme prisa e ir a trabajar ya que los cobros muy pronto estarían ante mi.

Salté de mis rodillas y mi deber Cristiano estaba concluido. Mi alma pudo entonces descansar plácidamente.

En todo el día no tuve tiempo de lanzar una palabra de aliento, ni de hablar de Jesús a mis amigos; se reirían de mi y me daría miedo. No hay tiempo, no hay tiempo. Hay mucho qué hacer. Ese era mi sollozo constante.

No hay tiempo para darle a las almas en necesidad, sino hasta la última hora, la hora de morir.

Me pare frente al Señor, vine y permanecí cabizbajo, ya que en SUS manos sostenía un libro; el libro de la vida.

Dios echó una mirada a su libro y dijo: "No puedo encontrar tu nombre. Una vez estuve a punto de anotarlo, pero nunca encontré el tiempo“

No cuesta nada, piensa y habla de dios, trae maravillosas recompensas Dios te bendecirá siempre.

El Señor les bendiga

viernes, noviembre 28, 2008

Orígen de la Misa

¿Sabes de dónde viene la MISA que celebramos cada domingo?

Poco antes de morir, Jesús se reunió para Cenar con sus amigos, los apóstoles para celebrar la Pascua. Después de haber cenado les repartió pan y vino diciéndoles: “TOMAD, ESTE ES MI CUERPO”. Y después les dijo: “ESTA ES MI SANGRE”

También les dijo:”Cuando os reunáis, después de mi muerte, haced una cena como esta, recordando este día”.

Después de la Resurrección de Jesús, los apóstoles explicaban lo que Jesús había hecho y dicho. Mucha gente los escuchaba, entusiasmada: Así fue creciendo la Iglesia. Todos querían vivir como Jesús había enseñado.

A menudo se reunían en las casas para celebrar la Cena del Señor.Al terminar la cena se repartían el pan y el vino que cada uno había traído. Y este Pan y Vino, resulta que se habían transformado en el Cuerpo y la Sangre de Jesús.

Hoy, los seguidores de Jesús nos reunimos en la parroquia para celebrar esta Cena. Es lo que llamamos la MISA o la EUCARISTÍA:

No siempre somos tan buenos como Dios nos enseñó a través de Jesús. Por esto pedimos perdón a Dios y a los hermanos y amigos. Para pedir el perdón rezamos el “YO PECADOR O YO CONFIESO”:

“Yo confieso ante Dios Todopoderoso y ante ustedes hermanos que he pecado mucho, de pensamiento, palabra, obra y omisión, por mi culpa, por mi culpa, por mi gran culpa. Por eso ruego a Santa Maria siempre Vírgen, a los Ángeles y a los Santos y a ustedes hermanos que intercedan por mi ante Dios nuestro Señor.

Nosotros, amigos de Jesús, queremos saber su historia y su vida, por esto leemos la Biblia. Primero leemos las historias de su pueblo, Israel, (Antiguo Testamento). Luego, de los amigos que vivieron con él (Epístola). Y, finalmente, los EVANGELIOS, que nos cuentan la vida de Jesús. Por si no lo hemos comprendido bastante, el sacerdote lo explica un poco más (Homilía o Sermón)

Es que la BIBLIA es muy importante: Recemos juntos: “Señor gracias poer darnos tu palabra. Ayudanos a escucharla siempre con atención y hacer caso de ella”. Amen

Después presentamos las ofrendas de Pan y Vino, nacidos en nuestra tierra, y fruto de nuestro trabajo. Y también nos ofrecemos nosotros mismos sobre el altar. Presentamos las ofrendas a Dios, repitiendo los gestos y las palabras de Jesús, entonces el Pan y el Vino se transforman en Cuerpo y Sangre de Cristo.

Los cristianos nos damos las manos en señal de perdón y de paz tal como Jesús la daba. Así nos perdonamos y nos hacemos amigos de todos. Preparados, podemos ya participar de la Mesa de la Eucaristía.

Antes de COMULGAR decimos:

Recemos juntos: “Señor no soy digno de que entres en mi casa, pero una palabra tuya bastará para sanarme”.

Recibimos el cuerpo y la sangre de Jesús, en la COMUNIÓN. Comer Jesús no es hacer una cosa cualquiera, sinó que quiere decir entrar en una vida distinta, que te hace VER Y VIVIR las cosas como las veía y vivía Jesús: Es SER FELIZ amando, haciendo favores a los demás, ayudándolos,....

Los cristianos hemos de salir contentos de la iglesia: Hemos recibido Jesús y ahora su ESPÍRITU nos acompaña.

El sacerdote nos dice: “Iros en paz” Por esto somos amigos de todo el mundo: en casa, en los juegos, en la escuela y en cualquier sitio.

Recemos juntos: “Señor en la misa nos has dado tu cuerpo y tu sangre, como signo de tu amor”. Gracias


Eniado a crecien.enlafe@hotmail.com por el Diácono Noel Cortéz de EE. UU.
Sacado de: "Pequeñas Semillitas" Boletín diario sobre temas de interés general y de reflexión personal con orientación cristiana.

1) Puedes recibirlas diariamente en tu correo suscribiéndote gratis en:
http://ar.groups.yahoo.com/group/peque_semillitas/
peque_semillitas-subscribe@gruposyahoo.com.ar

2) Puedes leerlas actualizadas diariamente en el blog de Internet:
http://peque-semillitas.blogspot.com/

El Señor les bendiga

jueves, noviembre 20, 2008


El Señor les bendiga

Días de la semana

LUNES
DÍA DE LAVADO

Señor, ayúdame a lavar todo mi egoísmo y vanidad, para que te pueda servir con perfecta humildad durante la semana que comienza.

MARTES
DÍA DE PLANCHADO

Señor, ayúdame a planchar todas las arrugas del prejuicio que he recogido durante los años, para poder ver la belleza en los demás

MIÉRCOLES
DÍA DE REMIENDO

Señor, ayúdame a remendar mi modo de ser para que no sea un mal ejemplo para los demás.

JUEVES
DÍA DE LIMPIEZA

Señor, ayúdame a sacudir el sinnúmero de fallas que he estado escondiendo en los recónditos rincones de mi corazón.

VIERNES
DÍA DE COMPRAS

OH Dios, dame la gracia de comprar sabiamente la felicidad eterna para mí y todos aquellos que tengan necesidad de amor.

SÁBADO
DÍA DE GUISADO
Ayúdame, Señor, a cocinar una gran olla de amor fraternal para servirla con el dulce pan de la bondad humana.

DOMINGO
DÍA DEL SEÑOR
OH Dios, he preparado mi casa para Ti. Por favor entra a mi corazón como mi invitado muy bien amado para que yo pueda pasar el día y el resto de mi vida en tu Divina Presencia.

Enviado a crecien.enlafe@hotmail.com por el Diácono Noel Cortéz de EE. UU.
Envíanos tú también tu mensaje de fe.....
El Señor les bendiga

martes, noviembre 18, 2008

Abecedario Cristiano

Alaba a Dios en cada circunstancia de la vida.
Busca la excelencia, no la perfección.
Cuenta tus bendiciones en vez de sumar tus penas.
Devuelve todo lo que tomes prestado.
Encomienda a tres personas cada día.
Fíate de Dios de todo corazón y no confíes en tu propia inteligencia.
Gózate con los que gozan y llora con los que lloran.
Haz nuevos amigos pero aprecia a los que ya tienes.
Invita a Cristo a ser tu Señor y Salvador.
Jamás pierdas una oportunidad de expresar amor.
Lee tu Biblia y ora cada día.
Mantente alerta a las necesidades de tu prójimo.
No culpes a los demás por tus infortunios.
Olvida las ofensas y perdona así como Dios te perdona.
Promete todo lo que quieras; pero cumple todo lo que prometes.
Que se te conozca como una persona en quien se puede confiar.
Reconoce que no eres infalible y discúlpate por tus errores.
Sé la persona más amable y entusiasta que conoces.
Trata a todos como quisieras que te traten.
Únete al ejército de los agradecidos.
Vístete de misericordia, humildad y paciencia.
Y no te olvides de soportar a los demás como a ti te soportan.
Záfate de las garras seductoras de Satanás.

Y lo mejor llénate del amor de Dios, que todo lo puede y está dispuesto a amarte siempre.

El Señor les bendiga

martes, noviembre 11, 2008

Él es el pan de Vida Eterna


Pan De Vida - Click here for more amazing videos

El Señor les bendiga

La Santa Eucaristia

Del santo Evangelio según san Juan (Jn 6,35 ss).

Jesús da de comer a cinco mil y, a continuación, dice: «Yo soy el pan de la vida. [...] El que coma pan de éste vivirá para siempre. Pero, además, el pan que voy a dar es mi carne, para que el mundo viva.

Los dirigentes judíos se pusieron a discutir acaloradamente:

— ¿Cómo puede éste darnos a comer su carne?


Entonces Jesús les dijo:
—Pues sí, os aseguro que si no coméis la carne y no bebéis la sangre de este Hombre, no tendréis vida en vosotros. Quien come mi carne y bebe mi sangre tiene vida eterna, y yo lo resucitaré el último día, porque mi carne es verdadera comida y mi sangre verdadera bebida
. Quien come mi carne y bebe mi sangre sigue conmigo y yo con él. A mí me ha enviado el Padre, que vive, y yo vivo gracias al Padre; pues también quien me come vivirá gracias a mí. Aquí está el pan que ha bajado del cielo; no como el que comieron vuestros padres, que comieron, pero murieron: quien coma pan de éste vivirá para siempre».

Muchos hermanos esperados, NO CATÓLICOS nos repiten lo mismo que estos judíos, que si nosotros los que comulgamos comemos carne y bebemos sangre, que cómo es esto posible?, pues bien, es el mismo Jesús de Nazaret quien les da la respuesta.

Del santo Evangelio según San Marcos (14,22-24).

«Mientras comían, Jesús tomó un pan, pronunció la bendición, lo partió y se lo dio, diciendo:

—Tomad, esto es mi cuerpo.

Cogiendo una copa, pronunció la acción de gracias, se la dio y todos bebieron.

Y les dijo:
—Esta es mi sangre, sangre de la alianza, derramada por todos».

De la primera carta del Apóstol San Pablo a los Corintios (11,23-26).

«Lo mismo que yo recibí y que venía del Señor os transmití a vosotros: que el Señor Jesús, en la noche en que iban a entregarlo, tomó un pan y pronunciando la Acción de Gracias, lo partió y dijo: «Esto es mi cuerpo, que se entrega por vosotros. Haced esto en memoria mía». Lo mismo hizo con la copa después de cenar, diciendo: «Esta copa es la nueva alianza sellada con mi sangre; haced esto cada vez que bebáis, en memoria mía». Por eso, cada vez que coméis de este pan y bebéis de la copa, proclamáis la muerte del Señor, hasta que vuelva».

Sin nada más que discutir, termino recordando la Santa Escritura, las palabras pronunciadas por el mismo Jesús "HACED ESTO EN MEMORIA MIA"
El Señor les bendiga



El Señor les bendiga

viernes, noviembre 07, 2008

Paz en medio de la tormenta

Y he aquí que se levantó en el mar una tempestad tan grande que las olas cubrían la barca; pero él dormía. Y vinieron sus discípulos y le despertaron, diciendo: !!Señor, sálvanos, que perecemos! El les dijo: ¿Por qué teméis, hombres de poca fe? Entonces, levantándose, reprendió a los vientos y al mar; y se hizo grande bonanza..(Mat. 8,24 -26)

Cuando la tempestad llega a tu vida... Descansa en el Señor, Él se acuerda de ti... que Dios rompe todas las cadenas (barreras) y que Jesús es la llave para la solución de todos los problemas….

Si Dios alimenta los pájaros… Qué no hará por ti… que eres la “niña de sus ojos”?

¡Tu vida es preciosa para Dios!

Aunque andes por el valle de sombra de muerte… no temas, porque Él está contigo tocando en tu vida… arreglando el vaso quebrado… iluminando tus caminos.

Aliméntate de la palabra de Dios...y bebe de su fuente.

Hace su parte, porque...con Cristo en tu barco... ¡Tu nunca estarás solo!

“Y esta es la confianza que tenemos en él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye...” (1 Juan 5,14)


El Señor les bendiga

Testimonio contemporáneo

El Señor hace maravillas en todas sus creaturas, miren el ejemplo de este artista tan famoso, una forma de prédica de manera contemporánea, una bella forma de llegar a la juventud. SOLO ANALIZA LA LETRA Y VERÁS QUE MARAVILLA DEL SEÑOR.... TODA RIQUEZA ES NADA COMPARADA CON LA QUE EL SEÑOR TE DA...


Tito El Bambino ( La Gloria Es Tuya ) - The top video clips of the week are here

Canción: La gloria es tuya de Tito El Bambino, Reguetonero.
El Señor les bendiga

miércoles, noviembre 05, 2008

Envidia ... cosa de fe?

Alguna vez has sentido que quieres hacer algo sólo porque vez que otro lo hizo?, o quieres tener algo sólo porque otro lo tiene? O ir a algún lugar sólo porque otro ya ha ido o quiere ir?, pues te informo que sufres el mal llamado ENVIDIA.

Y es correcto que uno que se llama ser cristiano sienta envidia???....Claro que no, y aquí veremos qué dicen las sagradas escrituras sobre la envidia y cómo aparece en la Biblia.

En la Biblia en el libro de Génesis en lo referente a Cain y Abel, dentro del Antiguo Testamento, más que celos como aparece, era envidia lo que sentía Cain por Abel, por ver los favores que Dios tenía para con su hermano, y fue justamente por ENVIDIA que lo mató.

En el Salmo 49, 16-20 vemos: No envidies al que se enriquece, y aumenta el lujo de su casa; Porque cuando muera no se llevará nada, ni su lujo le seguirá. Aunque mientras vivía, se sobreestimaba, y era loado por su éxito, Se unirá a la generación de sus padres, y nunca más verá la luz. El que recibe honra y no entiende, es como las bestias que perecen.

Proverbios 23:17"No tenga tu corazón envidia de los pecadores, Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo"
Si lo analizamos la palabra envidia de por si aparece pocas veces en la Biblia pero si se manifiesta claro el mandato de Dios de que no sintamos envidia de nada, además en el décimo mandamiento dice no codiciaras y es lo mismo que si dijera no envidiaras.

Pero hay un sin números de veces que se manifiesta la envidia por ejemplo: además del caso de Cain, que mató a su hermano Abel por envidia, los hermanos de José lo vendieron por envidia (como se ve en Gn. 39. 2, 21 y en Hechos 7:9 “Los patriarcas, movidos por envidia, vendieron a José para Egipto; pero Dios estaba con él”), Saúl perseguía a David por envidia, Naaman le tenia envidia a Mardoqueo y así mismo hay muchos casos que tomaría mucho escrito, nombrarlos.
Además, la envidia es el sexto pecado capital

Citas bíblicas del Antiguo Testamento

Ejemplos de envidia, en la historia de José: Génesis 37:11, Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre paraba la consideración en ello. En la historia de Moisés: Número 16 y Salmo 106:16-18. “Salmo Tuvieron envidia de Moisés en el campamento, Y contra Aarón, el santo de Jehová. Entonces se abrió la tierra y tragó a Datán, Y cubrió la compañía de Abiram. Y se encendió fuego en su junta; La llama quemó a los impíos.

En el Nuevo Testamento, ejemplos de envidia

Entregaron a Jesús y lo clavaron en la cruz por envidia, miren si es feo este sentimiento.

Mateo 27:15-18: Ahora bien, de fiesta en fiesta era la costumbre del gobernador poner en libertad un preso a la muchedumbre, el que quisieran. En aquel entonces tenían un preso famoso llamado Barrabás. Así que, estando ellos reunidos, les dijo Pilato: “¿A cuál quieren que les ponga en libertad?: ¿A Barrabás, o a Jesús, el llamado Cristo?”. Porque se daba cuenta de que por envidia lo habían entregado.

Marcos 15:10 “Porque conocía que por envidia le habían entregado los principales sacerdotes”

Efectos negativos de la envidia:
Marcos 7:20-23: “Pero decía, que lo que del hombre sale, eso contamina al hombre. Porque de dentro, del corazón de los hombres, salen los malos pensamientos, los adulterios, las fornicaciones, los homicidios, los hurtos, las avaricias, las maldades, el engaño, la lascivia, la envidia, la maledicencia, la soberbia, la insensatez. Todas estas maldades de dentro salen, y contaminan al hombre”.

Santiago 3:14-16. “Pero si tenéis celos amargos y contención en vuestro corazón, no os jactéis, ni mintáis contra la verdad; porque esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrenal, animal, diabólica. Porque donde hay celos y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa”.

Santiago 3:13-18: ¿Quién es sabio y avisado entre vosotros? muestre por buena conversación sus obras en mansedumbre de sabiduría. Pero si tenéis envidia amarga y contención en vuestros corazones, no os gloríes, ni seáis mentirosos contra la verdad: Que esta sabiduría no es la que desciende de lo alto, sino terrena, animal, diabólica. Porque donde hay envidia y contención, allí hay perturbación y toda obra perversa. Mas la sabiduría que es de lo alto, primeramente es pura, después pacífica, modesta, benigna, llena de misericordia y de buenos frutos, no juzgadora, no fingida. Y el fruto de justicia se siembra en paz para aquellos que hacen paz.

Citas bíblicas interesantes
Efecto positivo: Romanos 11:13-14
. “Porque a vosotros hablo, gentiles. Por cuanto yo soy apóstol a los gentiles, honro mi ministerio, por si en alguna manera pueda provocar a celos a los de mi sangre, y hacer salvos a algunos de ellos”.

Filipenses 1:15-17 “Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad. Los unos anuncian a Cristo por contención, no sinceramente, pensando añadir aflicción a mis prisiones; pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio”.

Con esta cita me identifico enormemente porque el verdadero cristiano debe proteger las cosas del Señor con celos de su Santo nombre, porque “muchos son llamados pero pocos los elegidos”, en el sentido de que son muchos los que usan la iglesia para brillar, para estar fuera de sus casas, para tapar sus pecados, para conseguir parejas o cosas semejantes, lo que no le es del agrado a Dios, pues no es una búsqueda sincera aquel que solo va a la iglesia cuando necesita algo de ella. REFLEXIONEMOS ESO.

La envidia como un vicio:
Romanos 1:29:Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen; estando atestados de toda injusticia, fornicación, perversidad, avaricia, maldad; llenos de envidia, homicidios, contiendas, engaños y malignidades; murmuradores, detractores, aborrecedores de Dios, injuriosos, soberbios, altivos, inventores de males, desobedientes a los padres, necios, desleales, sin afecto natural, implacables, sin misericordia; quienes habiendo entendido el juicio de Dios, que los que practican tales cosas son dignos de muerte, no sólo las hacen, sino que también se complacen con los que las practican”.

Gálatas 5:19-21 "Ahora bien, las obras de la carne son conocidas: fornicación, impureza, libertinaje, idolatría, hechicería, odios, discordia, celos, iras, rencillas, divisiones, disensiones, envidias, embriagueces, orgías y cosas semejantes, sobre las cuales os prevengo, como ya os previne, que quienes hacen tales cosas no heredarán el Reino de Dios.

1 Pedro 2:1 “Desechando, pues, toda malicia, todo engaño, hipocresía, envidias, y todas las detracciones”

El amor no envidia, o no sentimos envidia por quienes amamos como se ve en 1 Corintios 13:4 “El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece”. La envidia mata y es una prueba de inseguridad DE PARTE DEL QUE LA SIENTE.

Otras citas bíblicas interesantes sobre la envidia:
Mandamiento de no envidiar
Proverbios 23:17,No tenga tu corazón envidia de los pecadores, Antes persevera en el temor de Jehová todo el tiempo”
Proverbios 24:1,No tengas envidia de los hombres malos, Ni desees estar con ellos”
Proverbios 3:31,No tengas envidia del hombre de violencia, ni escojas ninguno de sus caminos”
Proverbios 24:19, “No te muestres acalorado contra los malhechores. No les tengas envidia a los inicuos”
Salmos 37:1, “No te impacientes a causa de los malignos, Ni tengas envidia de los que hacen iniquidad”.
Proverbios 24:19, “No te entremetas con los malignos, Ni tengas envidia de los impíos”
Otras citas a ver
Tito 3:3,
“Porque hasta nosotros en un tiempo éramos insensatos, desobedientes, extraviados, esclavizados a diversos deseos y placeres, ocupados en maldad y envidia, aborrecibles, y nos odiábamos unos a otros”.

Génesis 26:14, “Y tuvo hato de ovejas, y hato de vacas, y mucha labranza; y los filisteos le tuvieron envidia”.

Génesis 30:1, “Viendo Raquel que no daba hijos a Jacob, tuvo envidia de su hermana, y decía a Jacob: Dame hijos, o si no, me muero”.

Génesis 37:11, “Y sus hermanos le tenían envidia, mas su padre meditaba en esto”

Job 5:2 “Es cierto que al necio lo mata la ira, Y al codicioso lo consume la envidia”.

Salmos 73:3, “Porque tuve envidia de los arrogantes, Viendo la prosperidad de los impíos”.

Salmos 106:16 “Tuvieron envidia de Moisés en el campamento, Y contra Aarón, el santo de Jehová”.

Proverbios 14:30 “El corazón apacible es vida de la carne; Mas la envidia es carcoma de los huesos”.

Proverbios 27:4 Cruel es la ira, e impetuoso el furor; Mas ¿quién podrá sostenerse delante de la envidia?

Eclesiastés 4:4 “He visto asimismo que todo trabajo y toda excelencia de obras despierta la envidia del hombre contra su prójimo. También esto es vanidad y aflicción de espíritu”.

Eclesiastés 9:6 “También su amor y su odio y su envidia fenecieron ya; y nunca más tendrán parte en todo lo que se hace debajo del sol”.

Isaías 11:13 “Y se disipará la envidia de Efraín, y los enemigos de Judá serán destruidos. Efraín no tendrá envidia de Judá, ni Judá afligirá a Efraín”

Ezequiel 31:9 “Lo hice hermoso con la multitud de sus ramas; y todos los árboles del Edén, que estaban en el huerto de Dios, tuvieron de él envidia”.

Mateo 20:15 “¿No me es lícito hacer lo que quiero con lo mío? ¿O tienes tú envidia, porque yo soy bueno?

Romanos 13:13 “Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia”

Filipenses 1:15Algunos, a la verdad, predican a Cristo por envidia y contienda; pero otros de buena voluntad.

Tito 3:3 “Porque nosotros también éramos en otro tiempo insensatos, rebeldes, extraviados, esclavos de concupiscencias y deleites diversos, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles, y aborreciéndonos unos a otros”.

Santiago 4:2 “Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís”.

1 Timoteo 3-10: “Si alguno enseña otra cosa y no se atiene a las sanas palabras de nuestro Señor Jesucristo y a la doctrina que es conforme a la piedad, está cegado por el orgullo y no sabe nada; sino que padece la enfermedad de las disputas y contiendas de palabras, de donde proceden las envidias, discordias, maledicencias, sospechas malignas, discusiones sin fin propias de gentes que tienen la inteligencia corrompida, que están privados de la verdad y que piensan que la piedad es un negocio. Y ciertamente es un gran negocio la piedad, con tal de que se contente con lo que tiene. Porque nosotros no hemos traído nada al mundo y nada podemos llevarnos de él. Mientras tengamos comida y vestido, estemos contentos con eso. Los que quieren enriquecerse caen en la tentación, en el lazo y en muchas codicias insensatas y perniciosas que hunden a los hombres en la ruina y en la perdición. Porque la raíz de todos los males es el afán de dinero, y algunos, por dejarse llevar de él, se extraviaron en la fe y se atormentaron con muchos dolores”.

Tito 3:3-7,“Pues también nosotros fuimos en algún tiempo insensatos, desobedientes, descarriados, esclavos de toda suerte de pasiones y placeres, viviendo en malicia y envidia, aborrecibles y aborreciéndonos unos a otros. Has cuando se manifestó la bondad de Dios nuestro Salvador y su amor a los hombres, él nos salvó, no por obras de justicia que hubiésemos hecho nosotros, sino según su misericordia, por medio del baño de regeneración y de renovación del Espíritu Santo, que derramó sobre nosotros con largueza por medio de Jesucristo nuestro Salvador, para que, justificados por su gracia, fuésemos constituidos herederos, en esperanza, de vida eterna”.

Combatir la envidia… es más fácil decirlo que hacerlo. Ya sea una palabra consciente o un pensamiento en lo profundo de tu mente, la envidia es algo con lo que todos luchamos diariamente. En ocasiones, esos pequeños pensamientos que se arrastran en nuestras mentes, no suenan a envidia… pero, ¿son o no son?

“No es justo que Esteban tenga más vacaciones que yo” “Los hijos de Ana son tan educados. Desearía que los míos fuesen obedientes, para yo parecer mejor madre”.

“Pedro se acaba de comprar un nuevo auto. ¡Me gustaría ser él! “Verónica obtuvo un ascenso y yo era quien lo merecía”. “Los bíceps de Eduardo son perfectos. Me gustaría ejercitarme hasta lucir como él”.

¿Qué es la envidia? Según el diccionario Webster, la palabra envidia significa “resentimiento o rivalidad por el éxito, logros y ventajas de alguien más”

Combatir la Envidia — ¿Cuál es el Gran Problema?
Combatir la envidia es un desafío constante. Sin embargo, sé por experiencia que cuando no se combate la envidia, te conduce a la amargura. De hecho, la Biblia trata sobre la envidia. Santiago 3:16 dice: “Porque donde hay envidias y rivalidades, también hay confusión y toda clase de acciones malvadas”. Partiendo de esta sabiduría, sabemos que el pensamiento malo produce una vida mala. Cuando tenemos celos o sentimientos de envidia, nuestras vidas se caracterizarán por la confusión, el desorden y el desprecio. Ninguna buena acción proviene de un espíritu malvado y de envidia. ¡Luchar contra la envidia es esencial!

Es posible que pienses: “De seguro que combatir la envidia no siempre es necesario”. Estás en lo correcto. Existe un lugar para la “la envidia sana”. Sin embargo muy pocos de nuestros momentos de envidia son justificados. “El verdadero amor nunca es envidioso, pero tiene el derecho de tener celos de aquellos que son amados”, dice el autor Warren Wiershe. Por ejemplo, los padres tienen derecho a sentir celo de sus hijos y de todas las cosas que podrían dañar su bienestar. Si los celos fueran siempre malos, ¿por qué la Biblia se referiría a Dios como celoso? Deuteronomio 32:16 dice: “Lo provocó (a Dios) a celos con dioses extraños y lo hizo enojar con sus ídolos detestables”. Dios es caracterizado por sus celos cuando adoramos a otros dioses. ¡Él es el único digno de todo honor y alabanza!

Combatir la Envidia — El Remedio
¿Cuál es la respuesta para combatir la envidia? ¿Es posible? Si yo no hubiera corregido mis errores y motivado a Kelly para que ayudara a otros, todavía sentiría molestia por un asusto insignificante. Todavía tendría amargura hacia ella en mi corazón. En lugar de ello, pude ver que la envidia estaba destrozando rápidamente mi espíritu y que necesitaba aprender cómo combatir la envidia.

Si actualmente está luchando con la envidia, te recomiendo que examines tu corazón, Hay una razón por la que la envidia te está atacando. Seguramente hay algo que esconde tu envidia. En mi caso, era temor. Quería que se me necesitara y tenía medo de que Kelly me lo arrebatara. Mi supervivencia estaba siendo amenazada. Yo entendí que Dios no estaba complacido con mi espíritu de celos y envidia y que él quería ayudarme. Le pedía a Dios que desechara todos mis pensamientos de envidia hacia Kelly y que me llenara de sentimientos amistosos por ella.

¿Por qué no pedir a Dios que te quite todo sentimiento de envidia y celos? Él está para ayudarte.

viernes, octubre 31, 2008

Tú estás aquí


Tu Estas Aqui De Jesus A. Romero Y Marcela Gandara - The most amazing bloopers are here

El Señor les bendiga

Alabanzas a Dios

No conozco tu figura, pero sé que existes y estás en la vida.
No he oído el tono de tu voz, pero escucho tu mensaje cada día.
No te he visto, pero siento en todo momento la cercanía de tu presencia
No sé donde vives, pero sé que me has Introducido en tu morada.
No he visto tus ojos, pero he sentido la ternura de tu mirada.

No sé como creaste las estrellas, pero sé que ha salido de tus manos.
No oigo el latido de tu Corazón, pero sé que me amas con un amor único.
No he visto tus pies, pero creo que te acercan a los más necesitados.
No sé como caminas, pero he sentido el eco de tus pasos en mi corazón.
No sé como es el Universo, pero he experimentado la infinita Misericordia de tu Amor.
No se cuántos dones repartes en la Tierra, pero quiero agradecerte los que Tú me has dado.

Solo sé que te intuyo, te vislumbro porque eres lo más intimo, conocido, Amado y añorado de mi ser.

ALABADO, ADORADO Y AMADO, SEAS JESÚS EN EL SANTÍSIMO SACRAMENTO DEL ALTAR. AMEN…

Mensaje enviado a creciendo.enlafe@hotmail.com por Noel Cortés, Diácono Misionero de EE. UU.
El Señor les bendiga

El Señor les bendiga

jueves, octubre 30, 2008

Curriculum de Jesucristo


Dirección: Efesios 1:20
Teléfono: Romanos 10:13
Website: La Biblia
Palabras clave: Cristo, Señor, Salvador & Jesús

Mi nombre es Jesús – El Cristo. ¡Muchos me llaman Señor! Te he enviado mi Currículum porque estoy buscando el puesto más alto de Dirección en tu corazón. Por favor toma en cuenta mis logros según están descritos en mi Currículum:

Cualidades:
• Fundé la tierra y establecí los Cielos, (Ver Proverbios 3:19)
• Formé al hombre del polvo, (Ver Génesis 2:7)
• Soplé al hombre aliento de vida, (Ver Génesis 2:7)
• Redimí al hombre de la maldición del pecado, (Ver Gálatas 3:13)
• Las bendiciones de la Alianza con Abraham te llegan a través de mí (Ver Gálatas 3:14)

Experiencia Ocupacional:
• Sólo he tenido un Patrón, (Ver San Lucas 2:49).
• Nunca he llegado tarde, ni he faltado, ni he sido desobediente, ni cínico ni he faltado al respeto.
• Mi Patrón sólo tiene excelentes recomendaciones sobre Mí (Ver San Mateo 3:15-17)

Habilidades y experiencia laboral:
Mis habilidades y experiencia laboral incluyen: capacitar a los pobres para salir de la pobreza, sanar a los que tienen el corazón roto, liberar a los cautivos, curar a los enfermos, devolver la vista a los ciegos, y dar la libertad a los oprimidos por el pecado (Ver San Lucas 4:18).
Soy un Magnífico Consejero, (Ver Isaías 9:6).
Quienes me escuchan vivirán seguros y no temerán al mal (Ver Proverbios 1:33).
Lo principal: tengo la autoridad, la capacidad y el poder para limpiar tus pecados, (Ver San Juan I 1:7-9)

Experiencia Académica:
Reúno en Mí la totalidad del conocimiento, sabiduría y entendimiento, (Ver Proverbios 2:6).
En Mí se esconden todos los tesoros de Sabiduría y Conocimiento, (Ver Colosenses 2:3).
Mi Palabra es Muy poderosa; ha sido descrita como una luz a tus pies y una luz en tu camino, (Ver Salmos 119:105)
Puedo hasta decirte todos los secretos de tu corazón (Ver Salmos 44:21).

Principales Logros:
Participé activamente en la Reunión Cumbre más grande de todos los tiempos (Ver Génesis 1:26).
Entregué mi Vida para que tú pudieras vivir, (Ver Corintios II, 5:15)
Vencí al archienemigo de Dios y de la humanidad y lo expuse abiertamente (Ver Colosenses 2:15).
He dado de comer a los pobres milagrosamente, curado enfermos y resucitado muertos
He logrado muchas otras cosas, demasiadas para poder mencionar aquí. Puedes leerlas en mi Página Web: www. La Biblia. No se necesita conexión a Internet ni computadora para accesar mi Página Web.

Referencias:
Creyentes y seguidores de todo el mundo testificarán sobre mis curaciones divinas, la salvación, liberación, milagros, redención y guía sobrenatural.

En Resumen:
Habiendo leído mi currículum, Estoy convencido de que comprenderás que soy el único candidato calificado para ocupar este puesto de vital importancia en tu corazón. En pocas palabras, dirigiré tus pasos correctamente (Ver Proverbios 3:5-6), y te llevaré a la vida eterna (Ver San Juan 6:47).
¿Cuándo puedo empezar? El Tiempo apremia (Ver Hebreos 3:15).

CITAS BIBLICAS DEL CURRICULUM DE JESUCRISTO

Efesios 1:20
1:20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales,

Romanos 10:13
10:13 porque todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo.

Proverbios 3:19
3:19 Jehová con sabiduría fundó la tierra; Afirmó los cielos con inteligencia.

Génesis 2:7
2:7 Entonces Jehová Dios formó al hombre del polvo de la tierra, y sopló en su nariz aliento de vida, y fue el hombre un ser viviente.

Gálatas 3:13
3:13 Cristo nos redimió de la maldición de la ley, hecho por nosotros maldición (porque está escrito: Maldito todo el que es colgado en un madero),

Gálatas 3:14
3:14 para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu.

Lucas 2:49
2:49 Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?

Mateo 3:15-17
3:15 Pero Jesús le respondió: Deja ahora, porque así conviene que cumplamos toda justicia. Entonces le dejó.
3:16 Y Jesús, después que fue bautizado, subió luego del agua; y he aquí cielos le fueron abiertos, y vio al Espíritu de Dios que descendía como paloma, y venía sobre él.
3:17 Y hubo una voz de los cielos, que decía: Este es mi Hijo amado, en quien tengo complacencia.

Isaías 9:6
9:6 Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz.

Lucas 4:18
4:18 El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos;



Juan I 1:7-9
1:7 pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.
1:8 Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.
1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.


Proverbios 2:6
2:6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia

Colosenses 2:3
2:6 Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él;

Salmos 119:105
119:105 Lámpara es a mis pies tu palabra, Y lumbrera a mi camino.

Colosenses 2:15
2:15 y despojando a los principados y a las potestades, los exhibió públicamente, triunfando sobre ellos en la cruz.

Corintios II, 5:15
5:15 y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.

Génesis 1:26
1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

Proverbios 3:5-6
3:5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia.
3:6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas.

Juan 6:47
6:47 De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna.

Hebreos 3:15
3:15 entre tanto que se dice: Si oyereis hoy su voz, No endurezcáis vuestros corazones, como en la provocación.

El Señor les bendiga

martes, octubre 28, 2008

Cadenas de oración virtuales

A cuantos no nos llega a diario un e-mail como este:

La oración siempre es buena, independientemente de que la manden o no, ya recibiste el mejor de los regalos la Vida

Esta oración me la mandó un amigo que fue despedido de su trabajo. No podía borrarla sino a los trece días. A los tres días de habérmela mandado lo llamaron para trabajar en México. Desde ayer está en los trámites de traslado, se va la semana que viene.

DIOS ES GRANDE... AMÉN.
Difúndela a todos aquellos que puedas para que con Fé logres empleo y/ mantener el que tienen. Ésta Oración para el empleo no es broma.
Pidan por un nuevo empleo para alguien que lo necesite o para que los ayuden a conservar el que ya tienen. NO LA CORTEN.
Pidámosle a DIOS con mucha fe que nos conserve el nuestro. Por favor no la rompan, para el que se siente infeliz, todos los días son malos; el que tiene el corazón alegre, está siempre de fiesta Pro. 15:15.

ÉSTA ES LA ORACIÓN PARA EL EMPLEO:

Señor Jesús, intercesor en todo problema difícil, consígueme un empleo en que me realice como ser humano y que a mi familia no le falte lo suficiente en ningún aspecto de la vida. Que lo conserve a pesar de las circunstancias y personas adversas. Que en él progrese mejorando siempre mi calidad de vida y gozando de salud y fuerzas.

Y que día a día trate de ser útil a cuantos me rodean y prometo difundir tu devoción como expresión de mi gratitud a tus favores. Amén.

Lo que hace que las cosas sucedan no es la cadena de oración o la superstición que puedas creer, lo que hace que las cosas pasen es la fe que tienes en Dios y en ti mismo, como dijo Jesús PIDAN EN MI NOMBRE Y RECIBIRÁN.

Las cadenas de oración persiguen un mismo fin, pedirle al Señor por una intención porque el Dios dice que DONDE HAY DOS O MAS EN MI NOMBRE AHI ESTOY YO. El Señor les bendiga

martes, octubre 21, 2008

La Fe

Para algunos, la FE, es un misterio, para otros es una ilusión; aún hay otros que piensan que es locura y otros tantos la consideran… fanatismo. Para el que cree… Es poder de Dios.

Aún entre los creyentes, muchos no la entienden, razón por la cual no saben cómo ejercitarla, resultando en el descuido de la fuente que la origina, entonces viene el desánimo, la indiferencia, la duda y la incredulidad.

Hay varios puntos muy importantes, los cuales debemos de tener claros… estos son:

Ningún ser humano puede crear fe… “Es Jesús el autor y consumador de la Fe.” (He.12:2)

La Fe no es ver… es creer. “Es, pues, la fe la certeza de lo que se espera, la convicción de lo que no se ve.” (Hebreos 11:1)

La FE obra por el Amor. "Porque en Cristo Jesús ni la circuncisión vale algo, ni la incircuncisión, sino la Fe que obra por el amor". (Gálatas 5:5)

La verdadera Fe no está fundamentada en palabra de hombre alguno, sino… en la palabra de Dios. No es creer a los hombres; es… creer a Dios. “Así que la Fe viene por el oír, y oír, la Palabra de Dios.” (Romanos 10:17)

La mano de Dios no se mueve por las necesidades sino… por la Fe. “Sin Fe es imposible agradar a Dios.” (Hebreos 11:6)

Nuestras peticiones deben estar fundamentadas en la Palabra de Dios, creyendo lo que Dios dice para que sean contestadas.

“Esta es la confianza que tenemos en Él, que si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, Él nos oye.

Y si sabemos que Él nos oye en cualquier cosa que pidamos, sabemos que tenemos las peticiones que le hayamos hecho.1 Juan 5:14-15

¿Anhelas que tus necesidades sean suplidas?

“Confía en Dios, y haz el bien; y habitarás en la tierra, y te apacentarás de la verdad. Deléitate asimismo en el Señor, y Él te concederá las peticiones de tu corazón.” Salmo 37:3-4.

¿Deseas vivir una vida victoriosa aún en medio de la adversidad?

“… Esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra FE.” 1 Juan 5:4.

Hay aún otro factor que es vital para el o la que anhele ver sus peticiones contestadas y el cual, en ocasiones, no se toma en cuenta, se obvia, se ignora y se pasa por alto su importancia. “El limpio de manos y puro de corazón… él recibirá bendición del Señor.” Salmo 24:4,5.

No se puede tener fe, si nuestro corazón nos reprende; no se puede confiar en Dios, si nuestros asuntos no están en orden; no podemos creer, si no tenemos paz con Dios. “Amados, si nuestro corazón no nos reprende, confianza tenemos en Dios; y cualquier cosa que pidamos la recibiremos de Él, porque guardamos sus mandamientos, y hacemos las cosas que son agradables delante de Él.” 1Juan.3:21-22.

En este tiempo, más que en ningún otro, hay ciertos asuntos en la vida de muchos, que están siendo impedimentos para poder disfrutar de una vida plena y abundante tal y como Jesús nos vino a dar. Estos están obstaculizando el libre fluir de las bendiciones que Dios tiene para cada cual. Seamos valientes y pongamos en balanza lo verdadero y permanente y que trae tras sí la bendición, y al otro lado, aquello que es efímero, temporero y que esconde en sí la maldición. ¿Qué prefieres? ¿Hacia cual lado se inclina tu balanza?

Si, llamándote cristiano(a), hay algo en tu vida que sabes que va en contra de los principios divinos, pero no lo quieres dejar, no te extrañe que sean las consecuencias que le siguen las que te quieren robar la paz, aquello para lo cual no tienes solución y … entonces deseas que Dios intervenga, pero, ¿sabes? Él está dispuesto, si te comprometes a poner tu casa en orden, a cambiar tu estilo de vida y a ponerlo a Él en primer lugar. “Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia y todas las demás cosas te serán añadidas.” Mateo 6:33. "Justificados, pues, por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo." Romanos 5:1.

Entonces sí podremos pedir con FE, no dudando nada… confiando y esperando con gozo la contestación a todas nuestras peticiones.

“Y a Aquél que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros, a Él sea la gloria en la iglesia en Cristo Jesús por todas las edades, por los siglos de los siglos. Amén”. Efesios 3:20-21


Fuente: Pendiente
El Señor les bendiga

lunes, octubre 13, 2008

Experiencias de fe

Experiencias enriquecedoras que a cabalidad puedo manifestar, es el haber realizado retiros de formación como lo son el Felipe, el Isaías, el Escoge y otros que han servido para mi desarrollo espiritual, mental y sobre todo para darme cuenta de que Dios es un Dios de amor, que conoce a cada uno por su nombre y que nos ama sin medida.


Tahiana es otra después de esas experiencias que invito a todos los que leen este blog a vivir. La mejor manera de conocer al Señor es buscándolo, estudiando su palabra y viviendo cada día como le agrada Él.

El Señor les bendiga y les permita conocer su gran amor...

Recuerden que Despertamos a una nueva vida al Renacer en el amor de Cristo.

Razones pa´vivir


Razones Pa' Vivir - Jesus Adrian Romero - JosueUnoNueve.com - Watch the best video clips here

jueves, octubre 09, 2008

Movimiento Escoge; Unidos todos para que el mundo crea...

TESTIMONIO PERSONAL
Yo soy Tahiana del Escoge 32, y sólo puedo decir que hay que vivirlo para saber lo que es y despúes de hacerlo tu vida JAMÁS será la misma.

JESUS SE MI HURACÁN Y ARRÁSAME!!!!!!
NORMAL.....

Nuestro Lema
"Unidos todos... para que el mundo crea"
Inspirado en el pasaje evangélico de Juan 17,21:
"para que todos sean uno; como tú, Padre, en mí y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros, para que el mundo crea que Tú me envíaste"

Nuestra misión
Somos un movimiento juvenil católico que busca integrar a sus miembros con su familia humana y su familia de fe para que puedan cumplir su vocación laical en el mundo y para ser testimonio del amor de Cristo ante los demás.

Nuestra Identidad
Somos un movimiento, es decir, una comunidad dinámica que Dios ha suscitado dentro de la Iglesia con un carisma específico.

Somos un movimiento juvenil, que cuenta con la presencia de adultos (sacerdotes y parejas) que, con su experiencia, caminan a nuestro lado animándonos y acompañándonos.

Somos un movimiento de la Iglesia Católica y como tal acogemos el depósito de la fe de que ella es custodia. Vivimos en una realidad concreta de la Iglesia Universal: la Diócesis o Iglesia Local que es nuestra primera casa.

Queremos integrar al joven a su familia humana, porque consideramos que la familia es el pilar sobre el que se construye la sociedad y es la “Iglesia Doméstica” en donde primer debemos dar el testimonio de la fe. También integrarlo a su familia de fe, a la Iglesia (universal, diocesana, parroquial) que es la comunidad en la que Dios hace fructificar y crecer nuestra fe.

Queremos que el joven descubra y viva su vocación laical en el mundo, asumiendo un “nuevo estilo de vida basado en valores” y ser testimonios del amor de Cristo ante los demás.

Nuestra Historia
El definir y conceptuar la “Pertenencia” en una sociedad que aprecia la autosuficiencia y que poco a poco está desprestigiando los valores morales, es difícil, y más aún vivirla, lo que ocasiona relaciones superficiales entre unos y otros, conllevando a la poca integración, principalmente entre los miembros de la familia.

Al reconocer la situación anterior, se empezó a fundamentar la necesidad de crear un medio que permitiera principalmente a los jóvenes – adultos – solteros integrarse plenamente con su familia, con Dios y con los demás, viviendo de esta manera la verdadera pertenencia. Fue así como la generosidad y el amor de sacerdotes y parejas del Movimiento de Encuentro Matrimonial de los Estados Unidos de Norteamérica generó excelentes frutos al dar origen al Movimiento Escoge, culminando a finales de 1976 lo que fue la primera guía escrita e impresa del ESCOGE, a través del Padre Tom Morrow.

De los Estados Unidos de América, ESCOGE fue llevado a Centro y Sudamérica a países como Guatemala y Perú. A través del entonces equipo nacional del Encuentro Matrimonial de México, fue traído de Guatemala a este país, dándose por primera vez un fin de semana en la ciudad de Morelia, Mich. los días 17, 18 y 19 de junio de 1983.

Desde México llegó en el año 1995 a la República Dominicana a la culta y olímpica ciudad de La Vega, gracias al esfuerzo y dedicación de un grupo de jóvenes y parejas soñadoras que junto a los PP. Benito y Diómedes
Ángeles se lanzaron a hacer realidad este hermoso sueño.

En 1999 los hermanos veganos hacen el regalo del ESCOGE a la Arquidiócesis de Santo Domingo. Se expande luego el ESCOGE a la ciudad corazón Santiago de los Caballeros en el año 2002.Y desde el 2006 se dan los primeros pasos para que el movimiento pueda llegar a la novia del Caribe: Barahona.


El Señor les bendiga


Imagenes para hi5*




El Señor les bendiga

Cristo, nuestra vida

Todos estamos hambrientos de vivir más y mejor. Una vida próspera y feliz es el ideal de la Humanidad. Son muchos los caminos emprendidos en la historia en busca de una vida verdaderamente mejor. Y a nosotros, los hombres hambrientos de vida, dice Jesús: Yo soy el Camino, la Verdad y la Vida. (Jn 14,6)

¿Qué significa esto? ¿Cuál es la Vida que ofrece Cristo? ¿Es cosa de personas sensatas o sólo de “beatas”? ¿Se trata de un sentimentalismo o de una fuerza capaz de cambiar el mundo entero?

LA MUERTE QUE DA VIDA
Jesús es novedad, es Vida, es camino, actividad siempre nueva. Pero su Vida nace de su sacrificio y su entrega total a los demás. A pesar de su temor natural, él deseó ardientemente la llegada de la hora de la prueba definitiva (Lc 12,50; 22,15).

La muerte era la mayor prueba de Amor que podía dar al Padre (Jn 14,31) y a sus hermanos (Jn 15,13). Pero con la muerte de Jesús no acabó todo, como pensaron algunos discípulos que después de su crucifixión se marchaban descorazonados de Jerusalén (Lc 24,19-21). Cristo no se limitó a darnos un testimonio de Amor muriendo por nosotros. No quedó ahí la cosa. Su muerte fue algo muy especial, pues a través de ella llegó la Vida. Murió para resucitar con nueva Vida, no solamente él, sino todos los hombres junto con él.

No murió únicamente para conseguir el perdón de nuestros pecados. Sino para mucho más: Para hacer posible la creación de un Mundo Nuevo, donde viva el Amor. Su muerte destruyó todo los sucio y bajo que hay en nosotros, para hacernos revivir en la Vida santa de Dios. Es muerte que sana. Muerte que libera y abre nuevas posibilidades al hombre. Es muerte que trae la justicia, la alegría y la paz. Es la semilla del Amor, que, enterrada, comienza a germinar con fuerza en el mundo. Es muerte fecunda, aceptada y ofrecida conscientemente:

Yo doy mi vida por mis ovejas… El Padre me ama, porque yo mismo doy mi vida… Nadie me quita la vida, sino que yo la doy voluntariamente. (Jn 10,17-18)

Jesús sabía muy bien la causa por la que ofrecía su vida: or ellos voy al sacrificio que me hace santo, para que ellos también sean verdaderamente santos. (Jn 17,19)
Es necesario que el Hijo del Hombre sea levantado en la cruz, para que todo aquel que crea en él tenga la Vida Eterna. (Jn 3,14-15)

En las cartas de los apóstoles se refleja esta idea de que a través de la muerte de Cristo nos llegó la Vida: A Cristo, que no cometió pecado, Dios lo hizo pecado por nosotros, para que nosotros en él lleguemos a participar de la Vida santa de Dios. (2 Cor 5,21)

Cristo movido por el Espíritu Santo, se ofreció a Dios como víctima sin mancha, y su sangre nos purifica interiormente de nuestras obras malas anteriores para que en adelante sirvamos al Dios que vive. (Heb 9,14)

La muerte de Cristo nos purifica interiormente de manera que podamos servir a Dios con limpieza. Es muerte que nos hace participar de la vida santa de Dios, o sea, que nos posibilita ser amor, servicio y entrega, de una manera parecida a Cristo. Estudiemos un poco más a fondo en qué consiste este “participar de la vida santa de Dios”.

LA VIDA QUE VIENE DE CRISTO
Una Vida Nueva es el gran regalo que da el Padre a través de su Hijo. Es su gran prueba de Amor: Envió Dios a su Hijo único a este mundo para darnos la vida por medio de él; así se manifestó el Amor de Dios entre nosotros. (1 Jn 4,9-10)

Sí, tanto amó Dios al mundo que le dio su Hijo único, para que todo el que crea en él no se pierda, sino que tenga la Vida Eterna. (Jn 3,16)

Pero al mismo tiempo, es Vida, con mayúscula, es el mismo Jesús en persona. Así lo reconoce él: Yo soy… la Vida (Jn 14,6)

Soy el que vive; estuve muerto, pero de nuevo soy el que vive por los siglos de los siglos. (Ap 1,18)

Por eso invita con insistencia para que todo el que tenga sed de vida se acerque a él, como a la Fuente de la Vida: Si alguien tiene sed, venga a mí y beba. Si alguien cree en mí, brotará en él una fuente de agua viva. (Jn 7,38)

Que el hombre sediento se acerque, y quien lo desee reciba gratuitamente del agua de la Vida. (Ap 22,17; 21,6)

Para eso vino Cristo al mundo: Yo vine para que tengan Vida, y la tengan en abundancia. (Jn 10,10)

¿En qué consiste esta vida nueva que trae Cristo?
Es una victoria contra el pecado

Es como volver a nacer después del pecado, que es como una muerte. Salir del sepulcro del egoísmo, de las idolatrías, de la avaricia, de los desórdenes sexuales, de las estructuras opresoras. Jesús es la Vida, que destruye el odio, la injusticia y la explotación…; vence toda clase de pecado, pues el pecado es la muerte del mundo.

Dios, que es rico en misericordia, nos manifestó su inmenso Amor, y a los que estábamos muertos por nuestras faltas nos dio Vida en Cristo. (Ef 2,4-5)

Como el Padre resucita a los muertos y da la Vida, el Hijo también da la Vida a quien quiere. (Jn 5,21)
La fe en Jesús da fuerzas para resucitar a nuestra sociedad, muerta por el egoísmo, creando “hombres nuevos”, justos de corazón, capaces de comprometerse seriamente en la lucha histórica por una liberación integral de la Humanidad. La verdadera fe en Jesús nos hace más personas y más unidos. Es la fuente de la Vida querida por Dios, en la que cada uno se pueda sentir realizado en el servicio de sus hermanos.

El que cree en el Hijo tiene la Vida. (Jn 3,36)

La fe en Cristo nos hace justos ante Dios (Rom 3,28). Da fuerzas para vencer los males del mundo, que son el orgullo y el afán egoísta de acumular poder, plata y placer.

Todo hijo nacido de Dios vence al mundo. Y la victoria por la que vencimos al mundo, es nuestra fe. (1 Jn 5,4)

Es vivir de Cristo y como Cristo
La Vida que da Cristo no es sólo perdón de los pecados y victoria sobre los males del mundo. Es algo totalmente positivo. Es una luz y una fuerza especial (Jn 8,12; 12,46), que hace posible esta “Vida Nueva” (Rom 6,4), que comienza ya en la tierra y llega a su perfección después de la muerte.

Jesús comunica su propia manera de ser. Nos hace parecidos a él en su fe, su entrega y su generosidad. La Vida que viene de él vence a la muerte y permanece para siempre.
Cristo Jesús, nuestro Salvador, destruyó la muerte e hizo resplandecer ya la Vida y la Inmortalidad por medio del Evangelio. (2 Tim 1,10)

Gracias a Cristo, ya es posible comenzar a “vivir para Dios” (Rom 6,11), participar de la Vida de Dios, a través del conocimiento de Cristo y del amor mutuo. Dijo Jesús:
La Vida Eterna es conocerte a ti, único Dios verdadero, y al que enviaste, Jesús el Cristo... Y así, el Amor con que me amaste permanecerá en ellos, y yo también seré de ellos. (Jn 17,3.26)

Ser de Cristo (2 Cor 10,7), pertenecer a Cristo (Gál 3,29), vivir en él, como Pablo (Flp 1,21). Dejar que Cristo viva en nosotros (Gál 2,20). Dejar que su Amor se manifiesta en nosotros. Ser como otro Cristo en la tierra. Formar en comunidad “un solo cuerpo en Cristo” (Rom 12,5; Gál 3,28). Tener “el pensamiento de Cristo” (2 Cor 2,16). Ser “una criatura nueva en Cristo” (2 Cor 5,17). “Revestirse de Cristo” (Gál 3,27). Dejar “que Cristo se forme en nosotros” (Gál 4,19).

“Que Cristo habite en nuestros corazones por la fe” (Ef 3,17). Seguir “el camino del amor, a ejemplo de Cristo” (Ef 5,2). Sentir que lo podemos “todo, en Aquel que nos fortalece” (Flp 4,13). Ver a “Cristo en todo y en todos” (Col 3,11). Ésta es la Vida que él nos trajo; el tesoro escondido, por el que vale la pena perderlo todo, con tal de adquirirlo.

No se trata de nuevas leyes morales, ni de creer en una serie de dogmas nuevos, ni de practicar ritos religiosos especiales, sino de una nueva actitud ante Dios y los hombre. Es la Vida que hace vivir a los hombres en comunidad de fe y de amor, abiertos a todos, teniendo a Jesucristo por Cabeza.

Es Vida eterna

Jesucristo adelanta la Vida del cielo a esta vida terrena. La Vida eterna ya ha empezado. Ya tenemos el sello del Espíritu, como garantía de la Vida Nueva que hemos de recibir después de una forma completa (2 Cor 5,4-5; 1,22). En medio del dolor y del sufrimiento es posible ya comenzar a gozar de la vida de Dios a través de esa paz, que sólo sabe dar Cristo (Jn 14,27).

Es más, justamente a través de todo dolor humano sufrido junto con Cristo, alcanzamos la Vida. A través de todo lo que sea compromiso por los hermanos llegaremos a la Vida. A través de todo lo que sea compromiso por los hermanos llegaremos a la Vida. Cristo es el Camino (Jn 14,6), la Fuerza para recorrer el camino de la vida (2 Tim 4,17) y el premio para todo el que sale vencedor (Ap 21,7). La Vida que da Jesús llena el corazón del hombre como no puede llenarlo nada, ni nadie, pues nuestro corazón está hecho para él, y no descansará hasta llegar a él.

Yo soy el pan de Vida. El que viene a mí nunca tendrá hambre. (Jn 6,35)

El que beba del agua que yo le daré, no volverá a tener sed. Porque el agua que yo le daré se hará en él un manantial que saltará hasta la Vida Eterna. (Jn 4,14)

La misión de todos los que formamos la Iglesia es justamente anunciar con claridad y valentía, con los hechos y la palabra, “el Mensaje de Vida” (Hch 5,20) contenido en Cristo Jesús. Más adelante, en el capítulo VII, al hablar de la victoria de Cristo, seguiremos profundizando en el tema de la perfección de la Vida que alcanzaremos en Cristo, al otro lado de la puerta de la muerte.


JESUCRISTO, EL SEÑOR

Se le ha dado todo poder
Cristo, “el Señor de la Vida” (Hch 3,15), “es el Señor de todos” (Hch 10,36). Jesús es el centro, el único necesario, “la piedra angular del edificio” (Ef 2,20). Él es “el principio y el fin” (Ap 21,6) de la creación. El que está “en todo y en todos” (Col 3,11). Se le ha dado “todo poder en el cielo y en la tierra” (Mt 28,18)
Cristo es el Jefe único. (Mt 2,10)

Él es la Cabeza de todos. (Col 2,10)

Al comienzo hablábamos que Jesús se hizo pequeño, como uno más de nosotros, sufriente, humillado, perseguido y ajusticiado. Pero ese Jesús resucitó. Y hoy vive glorioso. El Cordero degollado se ha convertido en

Señor de señores y Rey de reyes. (Ap 17,4; 19,16)

Justamente porque se abajó, se humilló y obedeció hasta la muerte de cruz, el Padre lo levantó hasta lo más alto.

Dios le engrandeció y le dio un nombre que está sobre todo nombre. Para que ante el nombre de Jesús todos se arrodillen en los cielos, en la tierra y entre los muertos. Y que toda lengua proclame que Cristo Jesús es el Señor, para la gloria de Dios Padre. (Flp 2,9-11)

Dios colocó todo bajo los pies de Cristo... Cuando lo resucitó de entre los muertos, lo hizo sentar a su lado, en los cielos, mucho más arriba que todo Poder, Autoridad, Dominio, o cualquier otra Fuerza Sobrenatural que se pueda mencionar, no sólo en este mundo, sino también en el mundo futuro. (Ef 1,20-22)

El Señor resucitado
Cristo resucitado es “el Señor”. Así lo confesaron con firmeza los primeros cristianos: Sepan con seguridad todas las gentes de Israel que Dios ha hecho Señor y Cristo a este Jesús a quienes ustedes crucificaron. (Hch 2,36)

Cristo murió y resucitó para ser Señor, tanto de los vivos como de los muertos. (Rom 14,9)

En aquel mundo pagano, en el que las autoridades exigían ser adoradas como dioses, los cristianos mantenían con fe viva que uno solo era su Señor; y por mantener esta confesión de fe dieron la vida muchos miles de ellos.

Para nosotros hay un solo Señor, Cristo Jesús, por quien existen todas las cosas, y también nosotros. (1 Cor 8,6)

A aquellos cristianos se les perseguía a muerte por creer en Cristo. En los juicios se les exigía a veces maldecir de su Señor, y en aquellos trances apurados, sabían poner en peligro su vida, confesando “guiados por el Espíritu Santo” que “Jesús es el Señor” (1 Cor 12,2-4). Sabían que con ello, aunque muriesen, serían felices para siempre (Rom 10,9).

Jesús mismo, durante su vida mortal, había dicho, refiriéndose a su muerte en cruz:

Cuando yo haya sido levantado de la tierra, atraeré a todos a mí. (Jn 12,32)

Él es ciertamente el centro de gravedad de todo lo bueno que hay en el mundo. Es la “piedra principal del edificio”, que no puede ser desechada, sin el peligro de un gran desastre (Mt 21,42-44), pues “en ningún otro se encuentra la salvación” (Hch 4,11-12). Por eso pudo decir: Quien no está conmigo, está contra mí, y quien no junta conmigo, desparrama. (Lc 11,23)

Jesús nos pone en una gran alternativa personal. Obliga a elegir: o con él o contra él. “No se puede obedecer al mismo tiempo a dos señores”. Él y el apego a las riquezas no pueden estar juntos (Mt 6,24). Hay que elegir o “el honor que viene de los hombres” o “la gloria que viene de Dios” (Jn 5,44; 12,43).

Los tibios, que quieren nadar a dos aguas, le dan náuseas a Cristo (Ap 3,15-16). Es un Señor exigente, que exige mucho al que le da mucho (Lc 12,48), y no permite mirar para atrás una vez que se ha puesto la mano en el arado (Lc 9,62). Es un Señor que exige dejarlo todo para seguirle (Lc 14,33) y amarle más que a nuestra propia familia (Mt 10,37-39).

Es Señor por amor
Cristo es Señor, pero no a la manera de los gobernantes de este mundo (Mt 20,25-28). No tiene nada que ver con los reyes, los presidentes, los estancieros o los patronos de una empresa. Él es Señor porque amó hasta el fin. Porque se igualó con los marginados de su tiempo, compartió sus penas y se hizo el servidor de todos. Porque supo morir por el pueblo es el Señor del pueblo. Es Señor por amor. Por eso es un Señor que no obliga a nadie a seguirle. No violenta, ni fuerza a nadie.

Es Señor que sabe respetar y comprender a todos. Al que quiera seguirle, le llenará de sus riquezas, su vida, su Amor, su entrega a los demás, su Fortaleza, su Alegría, su Paz. Pero sin forzar a nadie. Él se ofrece con todo respeto: Si quieres seguirme… Mt 19,21)

El egoísmo endurece el corazón de manera que no aceptemos a Jesús como al Señor necesario y suficiente. Como Tomás, somos duros para creer en el Resucitado. Pero, como él, sepamos también caer de rodillas ante Jesús resucitado, diciendo también nosotros:

¡Tú eres mi Señor y mi Dios! (Jn 20,28)

Necesitamos a Cristo como Señor. No es imprescindible que tengamos devoción a San Cayetano, a San Antonio o a Santa Lucía. Pero sí es de vital importancia que Cristo sea nuestro centro. Él es necesario y suficiente. Los santos no son sino sus servidores; los que supieron aceptarle como al único Señor de sus vidas. Para el cristiano no puede haber ningún valor absoluto fuera de él. Tener a Jesús como Señor es la gran libertad. Él nos libera de todas nuestras alienaciones.

Sin la ayuda de Cristo resucitado no podríamos hacer nada de provecho en el mundo. La mayoría de las veces no nos damos cuenta de su presencia. Pero siempre que luchamos por un mundo más justo (1 Jn 2,29) y amamos de verdad (1 Jn 4,7) es Cristo Jesús el que está actuando en nosotros.

Él no deja de llamar a nuestra puerta para que lo aceptemos conscientemente (Ap 3,20), y pueda así actuar a través nuestro con la fuerza y la plenitud de su Amor. Necesitamos del Señor de la Vida, como el sarmiento necesita de la savia de la vid, para poder dar fruto. Dice él: Yo soy el parral verdadero, y mi Padre el viñador... La rama no puede producir fruto si no permanece en la planta... Tampoco pueden ustedes producir fruto, si no permanecen en mí. Yo soy el parral y ustedes las ramas. Si alguien permanece en mí y yo en él, produce mucho fruto; pero sin mí no pueden hacer nada... (Jn 15,1-5)

Ojalá sepamos abrir nuestras puertas, y digamos de todo corazón, como los primeros cristianos: Ven, Señor Jesús!(Ap 22,20)

Con Jesús como Señor, podemos también nosotros ser señores de la creación, hermanos todos unos de otros, como lo quiso desde el principio el Padre Dios.

El mundo, la vida, la muerte, lo presente y lo futuro; todo lo que existe es de ustedes, y ustedes son de Cristo y Cristo es de Dios. (1 Cor 3,22-23)

Cristo no es Señor solamente de cada uno de los hombres en particular. Es el Señor de todos; especialmente de los que, impulsados por el amor, caminan hacia la formación del Pueblo de Dios. Él es Señor también del futuro: Señor de la Historia (véase núm. 18). Es Señor de la Creación (núm. 28).

En la Cabeza de este cuerpo inmenso que forma la humanidad en marcha hacia su desarrollo perfecto (número 22). Es el Señor que ha triunfado, y de cuyo triunfo comenzamos ya nosotros a disfrutar un poco, y disfrutaremos del todo, unidos a la hora de la resurrección, pues él es el Señor resucitado (núms. 24 al 29).

José Luis Caravias
Cristo, nuestra esperanza
El Amor de Dios según el NT
http://www.mercaba.org/Cristologia/XTO_esp_caravias_07.htm

El Señor les bendiga

lunes, octubre 06, 2008

Sólo Dios es perfecto

Hace mucho tiempo, en un reino distante, vivía un rey que no creía en la bondad de Dios. Tenía, sin embargo, un súbdito que siempre le recordaba acerca de esa verdad. En todas las situaciones decía: "!Rey mío, no se desanime, porque todo lo que Dios hace es perfecto. El nunca se equivoca!

Un día el rey salió a cazar junto con su súbdito, y una fiera de la jungla le atacó. El súbdito consiguió matar al animal, pero no evitó que su Majestad perdiese el dedo meñique de la mano derecha. El rey, furioso por lo que había ocurrido, y sin mostrar agradecimiento por los esfuerzos de su siervo para salvarle la vida, le preguntó a éste:

-"Y ahora, que me dices, Dios es bueno?, Si Dios fuese bueno yo no hubiera sido atacado, y no hubiera perdido mi dedo.“

El siervo respondió: -"Rey mío, a pesar de todas esas cosas, solamente puedo decirle que Dios es bueno, y que quizás, perder un dedo, sea para su bien. Todo lo que Dios hace es perfecto. !El nunca se equivoca! "

El rey, indignado con la respuesta del súbdito, mandó que fuese preso a la celda más oscura y más fétida del calabozo. Después de algún tiempo, el rey salió nuevamente para cazar, y fue atacado, esta vez, por una tribu de indios que vivían en la selva.

Estos indios eran temidos por todos, pues se sabía que hacían sacrificios humanos para sus dioses.

Inmediatamente después que capturaron al rey, comenzaron a preparar, llenos de júbilo, el ritual del sacrificio. Cuando ya tenían todo listo, y el rey estaba delante del altar, el sacerdote indígena, al examinar a la víctima, observó furioso: -"!Este hombre no puede ser sacrificado, pues es defectuoso!....!Le falta un dedo!”

Luego, el rey fue liberado.

Al volver al palacio, muy alegre y aliviado, liberó a su súbdito y pidió que fuera a su presencia. Al ver a su siervo, le abrazó afectuosamente diciendo:

-"!Querido, Dios fue realmente bueno conmigo! Tú debes haberte enterado que escapé justamente porque no tenía uno de mis dedos.

Pero ahora tengo una gran duda en mi corazón: si Dios es tan bueno, por que permitió que estuvieses preso, tú que tanto lo defendiste?“

El siervo sonrió, y dijo: ... -"Rey mío, si yo hubiera estado junto con usted en esa caza, seguramente habría sido sacrificado en su lugar !ya que no me falta ningún dedo! Por lo tanto, acuérdese siempre: Todo lo que Dios hace es perfecto. ! El nunca se equivoca! "

DIOS TE CUIDARA SIEMPRE

Y recuerden que las cosas pasan porque tienen que pasar..... Todo nuestra vida esta relacionada con aprendizajes y vivencias, disfrútenlas y tomen lo mejor de ella.......

El Señor les bendiga